Finalmente Morgan Stanley no le otorgó el upgrade al país y lo mantuvo como mercado de frontera, al considerar que las mejoras implementadas son muy recientes y que resta esperar que se consoliden.

Para los inversores locales fue un duro revés, ya que descontaban una recategorización. Los papeles que más pueden caer tras la decisión

El banco de inversión Morgan Stanley anunció este martes que la Argentina no será clasificado como mercado emergente y, por lo tanto, no ingresará al índice MSCI.

El país deberá esperar un año para que ocurra esa mejora. Mientras, seguirá como mercado de frontera, la calificación más baja.

Esto significa que las acciones argentinas no podrán ser compradas por determinados fondos de inversión que, por estatuto, se ven impedidos de canalizar su dinero hacia plazas consideradas riesgosas.

El primer impacto ya se notó: la noticia se conoció después del cierre y las acciones de YPF, que habían cerrado 2% arriba, se desplomaron hasta 16% en Nueva York. En tanto, los papeles de Cresud descendieron un 6,5%.

Morgan Stanley explicó en un comunicado que sigue mirando los avances en el mercado argentino, como la eliminación de los controles de capital y el fin de las restricciones cambiarias.

No obstante, remarcó que se requiere de más tiempo para ver si estas mejoras se mantienen hasta ser consideradas irreversibles.

El comunicado recuerda que el Banco Central removió los controles de capital en diciembre del 2015 y que el país reúne los criterios para ser considerado “emergente”. Sin embargo, los inversionistas creen que los cambios aún son muy recientes.

Morgan Stanley dijo que la Argentina será parte de la lista de revisión para el próximo mes de junio, junto con Arabia Saudita.

El país que corrió con mejor suerte fue China, que finalmente pasó este lunes a la lista de mercados emergentes.

Los economistas venían anticipando que la Argentina tenía altas chances de recibir un “upgrade”, pero Morgan Stanley echó por tierra esa posibilidad.

Hay tres categorías: de frontera, emergente y desarrollado.

Preguntas y respuestas

Luego de este revés, inesperado por muchos, surgen varios interrogantes sobre cuál será el impacto en la plaza bursátil y en los papeles argentinos más representativos.

1. ¿En qué año el país pasó a ser catalogado “mercado de frontera”?

Fue en mayo de 2009, luego de que Roberto Lavagna -ex ministro de Néstor Kirchner- comenzara a aplicarle encajes a los flujos de fondos.

Morgan Stanley, luego de varias advertencias, terminó por “mandar al descenso” al país.

2. ¿Qué países se engloban bajo esta categoría?

Aparecen naciones como Jamaica, Marruecos, Vietnam, Chipre, Estonia y Kuwait, entre otras.

3. ¿Desde cuándo el Gobierno venía trabajando en un upgrade?

En junio del año pasado comenzaron las gestiones con Morgan Stanley, si bien los “deberes” se vienen haciendo desde antes.

En ese entonces, un grupo de trabajo liderado por el ahora secretario de Finanzas, Santiago Bausili, el titular de la CNV, Marcos Ayerra y funcionarios de la Bolsa de Comercio pidieron formalmente a los ejecutivos de esa entidades que reevaluaran la condición argentina.

4. ¿Qué pierde el país al no poder volver?

Básicamente, la Argentina sigue sin poder estar en el radar de los grandes fondos de inversión del mundo.

A la hora de canalizar millonarias sumas de dinero, la gran mayoría de ellos se ve impedido de volcarlas a plazas de baja reputación, como los estigmatizados mercados de “frontera”.

El cambio de categoría del país hubiese posibilitado que los grandes players puedan volver a sumar activos albicelestes a sus carteras.

Además del libre flujo de capitales, la junta Directiva de Morgan Stanley considera la persistencia de los cambios, el desarrollo económico, el tamaño del mercado, la liquidez y que los capitales puedan entrar y salir sin mayores impedimentos.

5. ¿Cuánto dinero dejará de ingresar?

Estimaciones del banco JP Morgan hacen referencian a unos u$s1.400 millones, que se aprestaban a ingresar si la Argentina “ascendía”.

El mercado apostaba a este upgrade y es por eso que varios papeles han venido escalando.

El regreso al grupo de emergentes le hubiese permitido “compartir cartel” con México, Chile, Brasil, Rusia, India y China.

Papeles de diferentes empresas de cada uno de estos países son elegidos para conformar un “combo” en el que invierten los llamados “fondos pasivos”.

En otras palabras, este tipo de fondos tiene como principal función replicar un índice que se conforma por una canasta de activos de diferentes naciones (como pueden ser las emergentes).

6. ¿Qué acciones argentinas pueden sufrir el impacto?

En particular, aquellas que venían escalando anticipándose a una recategorización que finalmente no ocurrió.

Los analistas mencionan a YPF, Banco Macro, Banco Galicia, Telecom, Pampa, BBVA y Edenor.

7. ¿Qué índices elabora el Morgan Santley?

En particular, hay tres que operan bajos los nombres de MSCI (Morgan Stanley Capital International):

  • – Latam (Latinoamérica)
  • – Emerging Markets (Mercado Emergente)
  • – Frontier (Frontera)

De haber ascendido, la Argentina hubiese pasado a aglutinar cerca del 3% de la cartera inversora del primero y un 0,4% del segundo.

A simple vista, el porcentual es poco, pero el dinero en juego, muchísimo.

8. ¿Cómo se adquieren en el exterior papeles argentinos?

El grueso del nuevo volumen se canaliza por la vía de los llamados ADR.

Los ADR (American Depositary Receipt) son papeles de empresas argentinas que cotizan en Nueva York.

La mayoría de los inversores extranjeros utilizan esta alternativa cuando quieren “poner fichas” en activos de otros mercados.

Repercusiones

Tras conocerse la decisión de Morgan Stanley, economistas pertenecientes a diversas corrientes opinaron sobre el hecho de que la Argentina siga siendo “mercaddo de frontera” al menos por un año más.

“¿Gradualismo para corregir desequilibrios? Entonces gradualismo para recibir inversiones, para crecer y para volver a ser emergentes”, disparó el economista José Luis Espert, apuntando contra el plan económico del macrismo.

Por su parte, Germán Fermo consideró la postergación como una consecuencia del desequilibrio de las cuentas públicas.

“MSCI nos dice ‘los incorporaremos gradualmente a emergentes’. Nada es gratis, si hacemos la plancha fiscalmente, de afuera, nos planchan”, reflexionó.

Por su parte, Carlos Rodríguez, profesor de UCEMA, criticó el plan del Gobierno y la decisión de lanzar un bono a cien años.

“Esto se debe al papelón del 2117 y el fracaso de las LEBACS. A ver si Macri se aviva (difícil después de 17 meses) y cambia a los del Newman y a Durán Barba”, opinó.

En tanto que el economista Fausto Spotorno director del Centro de Estudios Económicos de OJF, se centró en las consecuencias: consideró que la decisión de Morgan Stanley “es un golpe bajo para los activos argentinos” y que esta decisión “va a golpear a las acciones y posiblemente al dólar”.