El Plan de Sinceramiento Fiscal llamado comúnmente blanqueo de capitales alcanzó a 116.800 millones de dólares y se duplicó la base imponible de la Argentina al trepar a 226.000 millones, según informaron hoy el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular de la AFIP, Alberto Abad.

“El resultado muestra que los argentinos volvemos a confiar en el país” destacó Dujovne, al tiempo que destacó que “emerge en el país un nuevo sistema financiero similar al que estaba de alrededor de 15 por ciento del PBI”.

Abad también subrayó el resultado del blanqueo y además informó que por la moratoria impositiva se regularizaron deudas por 117.000 millones de pesos, a través de 568.000 planes de pago formalizados por 475.000 contribuyentes.

Ambos funcionarios, junto al secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, ofrecieron una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda.

Asimismo, precisó que por el blanqueo se exteriorizaron 116.800 millones de dólares, a datos del 3 de abril, cifra que podría modificarse levemente tras los últimos cómputos.

Sobre ese total, 23.500 millones de dólares fueron declarados por bienes en el país (20 por ciento) y 93.300 en el exterior (80 por ciento).

El total recaudado por las penalidades fue de 9.522 millones de dólares, equivalentes a 148.600. millones de pesos. De ese monto, unos 28 mil millones ingresaron en la recaudación de marzo.

La AFIP indicó que sobre el total exteriorizados 55.900 millones de dólares corresponden a bienes, 33.600 millones a cuentas, 20.500 millones a inmuebles y 6.800 millones a otras inversiones.

Sobre las inversiones apenas un 2 por ciento están en el país y 55.000 millones se encuentran en el exterior. El 30 por ciento en Estados Unidos, el 26 por ciento en Suiza y 15 por ciento en Gran Bretaña.

De las cuentas se indicó que 7.700 millones están radicados en el país y 25.900 millones en el exterior: El 45 por ciento en Estados Unidos, el 32 por ciento en Suiza y el 9 por ciento en Uruguay.

Del total de inmuebles 10.500 millones están distribuidas en nuestro territorio y 10 mil millones en el exterior.

La base imponible aumentó 94 por ciento de 116.000 millones a 226.000 millones, con un alza de 183 por ciento en inversiones, 54 por ciento en inmuebles, 105 por ciento en cuentas y 30 por ciento corresponde a las demás inversiones.

Dujovne ratificó la meta de 4,2 por ciento de déficit fiscal para 2017 y explicó que al momento de realizar las proyecciones se tuvo en cuenta las estimaciones sobre los ingresos adicionales que provocaría el blanqueo de capitales.

También enfatizó que se cumplirá con la ley y los fondos correspondientes serán girados a la ANSES para pagar la reparación histórica a jubilados que tiene un presupuesto de 77 mil millones de pesos para 2017.