En mayo se perdieron casi u$s 300 millones de depósitos en dólares del sector privado. El declive se explica por la liberación de los dólares que habían ingresado en noviembre al blanqueo

Luego de tres meses de lenta recuperación, los depósitos en dólares del sector privado experimentaron en mayo una caída de u$s 289 millones. Si bien la baja es leve, revierte la tendencia alcista que venía mostrando el rubro desde octubre (con excepción de enero y febrero). En el total de los depósitos públicos y privados, en tanto, las cifras venían bajando desde marzo y acentuaron su declive el mes pasado, con una pérdida de u$s 3364 millones.

Este movimiento, en principio, está relacionado con el “descongelamiento” del blanqueo hormiga. Aquellos que sinceraron dinero en efectivo estaban obligados a dejarlo depositado en sus cuentas por 6 meses. A medida que se va cumpliendo ese plazo, los blanqueadores empiezan a disponer de su capital. Los depósitos en moneda estadounidense habían crecido fuertemente a partir de octubre de 2016 y vivieron su momento de mayor aumento en noviembre, cuando se sumaron u$s 4402 millones. Precisamente, durante mayo se liberaron los fondos de aquellos que blanquearon en noviembre.

Entre los blanqueadores que volvieron a disponer de su dinero el mes pasado, hubo diferentes opciones de inversión. Por un lado, están quienes se volcaron a la compra de propiedades. Testigo de ello es la variación interanual de más de 28% que acumulan los préstamos hipotecarios. “El sector inmobiliario está teniendo un crecimiento exponencial y la demanda sigue en aumento. El último dato disponible indica que en el primer cuatrimestre las escrituras tuvieron una mejora interanual de 45,5%, pero es posible que cerremos el año con un crecimiento del 55 o 60%. El sector empezó a tener un fuerte cambio desde la salida del cepo cambiario y actualmente el crédito hipotecario es el gran factor de tracción”, dijo Germán Gómez Picasso, director de Reporte Inmobiliario.

Otro destino de los dólares que se fueron del sistema bancario son los productos como las Letes o los Fondos Comunes de Inversión (FCI). Así lo explicó Gabriel Caamaño, economista de Consultora Ledesma: “A partir de mayo, el Ministerio de Finanzas dejó de prorratear las órdenes de compra de Letes en dólares menores a u$s 50.000. Además, los bancos salieron a ofrecer productos en moneda dura. Eso pasa porque la gente busca invertir en dólares, ya no se va a Lebac como podía pasar en los primeros meses del año, sino que se está dolarizando. En ese marco, tanto los bancos y como el Tesoro salieron a buscar al ahorrista”.

En un banco internacional confirmaron la baja de los depósitos en dólares y coincidieron con el destino de esos ahorros: “En mayo verificamos una leve caída. Eso es producto de que, con el correr de los meses, el dinero del blanqueo va migrando de la caja de ahorro hacia otros destinos. Como contrapartida, en mayo vimos un repunte en los FCI en dólares, algo que antes no se veía”.

En otra entidad donde no observaron la misma tendencia, sin embargo confesaron: “Los depósitos vienen creciendo, aunque poquito. De todos modos, sigue habiendo un boom en las escrituras y en los préstamos hipotecarios, con lo cual entendemos que la inversión en ladrillos sigue siendo uno de los destinos favoritos de los dólares que se van del sistema”.