El Banco Central Chino (PBOC) anunció este domingo que recortará nuevamente sus tasas de interés, por tercera vez desde noviembre, según una breve declaración publicada en su sitio en Internet.

A partir del lunes, su tasa de interés para préstamos a un año será reducida en 25 puntos base para ubicarse en 5,1%. Por su parte la de los depósitos también sufrirá una baja de 25 puntos base, a 2,25%. El país oriental intenta controlar la fuerte desaceleración de la actividad.

La institución ha puesto en relieve su preocupación por “continuar bajando los costos de financiación” para las empresas, “y de apoyar el desarrollo duradero y equilibrado de la economía real”.

El gigante asiático es uno de los principales socios comerciales de Argentina. Las principal exportación a ese país es la soja, que representa un con un 65% del total. Desde el punto del balance de divisas, los intercambios comerciales con China han sido deficitarios en los últimos años.

La economía china registró en 2014 una expansión de 7,4%, su más débil crecimiento después de casi un cuarto de siglo, y la coyuntura continúa ensombreciéndose, con el debilitamiento del sector inmobiliario, la menguante demanda interior y un neto repliegue de los intercambios con el exterior, como telón de fondo. La actividad manufacturera se contrajo nuevamente en abril.

“Los ajustes estructurales de la economía china se aceleran” acicateados por Pekín, “las fluctuaciones de la demanda exterior se agravan, las presiones a la baja sobre la economía se acentúan”, advirtió este domingo el PBOC.

Se espera que las medidas tomadas por el PBOC alteren el humor de los mercados mundiales e impulse subas en la jornada de mañana, como viene pasando con cada medida que toma para estimular su economía.