La medida obligará a los comercios a diferenciar los productos que se paguen al contado de los pagos en cuotas con tarjeta. El objetivo es “sincerar los precios”. Todavía no se sabe cómo se coordinará este cambio con el programa “Ahora 12”, que está vigente hasta marzo en el rubro electrodomésticos

Este martes el Ministro de la Producción, Francisco Cabrera, y el Secretario de Comercio, Miguel Braun, anunciarán una medida que obligará a los comercios minoristas a diferenciar el precio de los productos que se paguen de contado de los pagos en cuotas. Así, la financiación dejaría de ser sin interés.

Según trascendió, la intención del Gobierno es que se “sinceren” los precios del consumo masivo de la economía y se abaraten los productos.

También, se busca dejar al descubierto los costos de financiamiento que tienen las tarjetas. La nueva norma surgió a partir de que un estudio de mercado de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) reveló que el financiamiento de los plásticos distorsiona los valores finales que pagan los consumidores.

Hay que tener en cuenta que las tarjetas les cobran una comisión de intermediarios a los comerciantes por utilizar el servicio y les sugieren tasas de interés para financiar los productos a sus clientes.

Aunque el objetivo de fondo es que bajen los niveles de inflación, se espera que los precios que se pagan de contado sean más accesibles y bajen. También, la expectativa está puesta en que disminuyan los descuentos por comprar una segunda unidad, indicó Todo Noticias.

En lo que respecta a los pagos en cuotas, los comercios estarán obligados a informar el costo financiero.

Todavía no se sabe cómo se coordinará este cambio con el programa “Ahora 12”, que está vigente hasta marzo en el rubro electrodomésticos.