El Purchasing Managers’ Index (PMI), un índice que mide el ánimo en el sector industrial, se situó en 49,2 puntos frente a los 49,4 de abril, según el indicador que publica la revista económica “Caixin”, y se trataría del valor más bajo desde los 48 de febrero.

Sin embargo, el dato contrasta con el publicado por la oficina federal de estadísticas y la federación china de logística y compra, que situó el PMI en 50,1 puntos, manteniéndose invariable frente al valor de abril.

Mientras el dato publicado por “Caixin” suele basarse en pequeñas y medianas empresas, el PMI oficial considera mayormente a las grandes empresas, explicó la agencia de noticias DPA.

“En general, la economía china no ha sido capaz de sostener la recuperación del primer trimestre y está en proceso de tocar fondo”, comentó Zhong Zhengsheng, director de análisis macroeconómico del grupo empresario CEBM.

“El Gobierno aún necesita hacer uso total de medidas de política fiscal proactiva, acompañadas de una prudente política monetaria para prevenir que continúe la desaceleración económica”, señaló.

Los analistas consideran que China podría tener problemas para cumplir su objetivo de crecimiento en 2016 de entre 7 y 7,5 por ciento, señaló DPA.