Cual será el futuro de la libra esterlina post-brexit ? Es probable que la activación del Artículo 50, que establece un plazo de dos años para negociar los términos de salida del Reino Unido de la Unión Europea, provoque movimientos significativos en el mercado, pero los analistas de divisas creen ahora que ese momento tendrá un impacto modesto.

Los inversores trataron por todos los medios de entender las connotaciones políticas y económicas del Brexit desde el referéndum. Una fuerte devaluación los días posteriores a la votación dio pie a predicciones pesimistas para la libra. En ocasiones, la política del Gobierno en relación al Brexit, sobre todo su confusa estrategia de comunicación, provocó el desconcierto entre los inversores y les hizo decantarse por posiciones bajistas sobre la divisa.

Pero la resistencia de la economía y el discurso más coherente de Theresa May sobre el Brexit a mediados de enero en Lancaster House mantuvieron la libra esterlina por encima del umbral de 1,20 dólares que tocó en enero. Por otra parte, las dificultades legales del Gobierno, que en una fase arrojaron dudas sobre su calendario para el Brexit, han quedado en el olvido al llevar el Artículo 50 al Parlamento.

“La conclusión es que aunque el Gobierno británico tiene que escalar una enorme montaña en sus negociaciones del Brexit, podría superar las pendientes más bajas con cierta comodidad”, explica Steven Barrow de Standard Bank.
¿Qué ocurrirá con la libra cuando se active el Artículo 50?

Durante mucho tiempo se consideró que es probable que provoque movimientos significativos en el mercado, pero los analistas de divisas creen ahora que ese momento tendrá un impacto modesto sobre la libra. De hecho, la divisa empezó la semana subiendo por encima de u$s 1,22 y también ganó un 0,5% frente al euro, hasta 0,8735 libras. Esto se debe en parte a que los inversores dejaron de negar el Brexit, y a tener en cuenta la realidad del próximo divorcio.

La enmienda propuesta por la Cámara de los Lores pidiendo una “votación significativa” sobre el acuerdo del Brexit fue el tipo de noticia que el año pasado habría cambiado la tendencia de la libra, según estrategas de Morgan Stanley. Creen que el precio de la divisa refleja ya un elevado grado de incertidumbre. “No pensamos que la activación del Artículo 50 vaya a tener una gran trascendencia para la moneda”, señalaron, reiterando su posición alcista sobre la libra.

No obstante, la activación del Artículo 50 no pasará desapercibida para los inversores, y puede dar pie a nuevos episodios de debilidad, que probablemente pongan a prueba el mínimo de enero. Más relevancia puede tener la respuesta de la UE en los días posteriores al anuncio, y lo que diga sobre el proceso de negociación.
¿Cómo se comportará la libra cuando empiecen las negociaciones?

Se considera que la libra está barata teniendo en cuenta la salud de la economía británica, que se prevé que crezca un 2% este año. Aunque esto represente una oportunidad de compra para algunos, hay una serie de factores que están cobrando una mayor importancia para los inversores que la activación del Artículo 50.

Estos incluyen el creciente lastre que la caída de la libra supone para el sector empresarial británico, el riesgo que plantea el Brexit para la inversión interna, la relación entre May y otros líderes de la UE en la fase previa a las negociaciones oficiales y las elecciones presidenciales francesas. También hay que tener en cuenta la perspectiva de suba de los tipos de interés en EE.UU.

La libra esterlina sigue estando débil, aunque la volatilidad implícita frente al dólar ha caído, esto podría cambiar si la moneda británica rompe la barrera de los u$s 1,20, según Société Générale.

¿Hacia qué valor se encamina entonces la libra esterlina?

El problema para los inversores reside en cómo juzgar el progreso de los dos años de negociaciones del Brexit. Esta es la razón de que algunos estrategas se muestren reacios a realizar previsiones que reflejen una variación significativa con respecto al valor actual de la libra durante al menos lo que resta de 2017.

“Cuanto más se prolongue la incertidumbre sobre la futura relación comercial entre Reino Unido y la UE, más durarán las presiones bajistas potenciales sobre la inversión, el crecimiento del empleo y la inflación”, explicó Jane Foley de Rabobank.
Es más probable que la trayectoria de la libra se vea influenciada por los acontecimientos que tengan lugar en otros países. Por ejemplo, hay margen para que la libra se devalúe frente al euro en los próximos meses, de acuerdo con Foley, si la economía de la eurozona sigue fortaleciéndose, Marine Le Pen pierde las elecciones presidenciales francesas y el Banco Central Europeo adopt