Especialistas opinan que el dólar barato se mantendría en lo que queda de este año y el venidero.

El Gobierno apuesta con fuerza por el tipo de cambio flotante, lo cual implica que la cotización del dólar estará determinada por las fuerzas de mercado y las expectativas de los agentes económicos.

“Lo que se haga el BCRA en materia de política fiscal y monetaria es trascendental para la cotización del dólar.
Sin embargo, lo que importa no es el dólar nominal, sino el dólar real; es decir la cotización luego de computar los efectos de la inflación.

Y en Argentina el dólar medido en términos reales tiene una inexorable tendencia apreciadora de largo plazo.

En otras palabras, en el largo plazo “el dólar está condenado a abaratarse”, advierte un informe de Economía & Regiones.

Agrega que Argentina tiene actualmente el dólar más caro de la región, porque se encuentra un 16% más caro que a la salida de la convertibilidad.

Por el contrario, en todos los otros países de la región el dólar está más barato que a fines de 2001.