Banco Nación ya comenzó a ofrecer plazos fijos atados al dólar, impulsados por el BCRA con el fin de contener el dólar paralelo y alentar la liquidación de divisas.

La actual sequía retrasas la siembra de trigo en las principales zonas productoras del país . La actual sequía retrasas la siembra de trigo en las principales zonas productoras del país

El Banco Nación comenzará a ofrecer desde este miércoles plazos fijos atados a la evolución del dólar, el nuevo instrumento promovido por el Banco Central para acelerar la liquidación de divisas del sector agroexportador y contener la escalada de los dólares paralelos.

Se trata de depósitos en pesos con tasas de interés variables (DIVA) ajustadas al valor del tipo de cambio mayorista, orientados a canalizar las inversiones de los productores agropecuarios.

Plazo fijo atado al dólar para el campo

El plazo mínimo de colocación de este nuevo producto es de 60 días y el máximo de hasta 370; los intereses se liquidarán al vencimiento de cada una de las operaciones.

Los productores podrán acceder a esta línea y realizar plazos fijos por un importe de “hasta dos veces el valor de sus ventas de cereales y/u oleaginosas registradas a partir del primero de noviembre de 2019”, según lo que establece la Comunicación 7020 que el BCRA emitió el 28 de mayo pasado.

Según informó el Banco Nación, en esta nueva modalidad las inversiones estarán exentas de la obligación de realizar operaciones de cobertura de riesgo de tipo de cambio, condición que estaba vigente hasta la actualidad.

En paralelo, la entidad lanzará una nueva línea de crédito con interés variable, destinada a empresas de todos los sectores “sin distinción de la dimensión” de la compañía.

Estos préstamos serán en pesos, con una tasa equivalente a la variación del tipo de cambio del dólar mayorista -entre la fecha de otorgamiento y la del vencimiento, o fecha de cancelación-, y un interés fijo del 4 por ciento. El plazo será de 180 días con la posibilidad de precancelación a partir de los 45 días.