Se trata del presidente del Banco Macro, quien advirtió de la escasez de billetes de $1.000, por lo que consideró necesario emitir un nuevo billete de 5000 pesos.

Jorge Brito, presidente del Banco Marco y uno de los banqueros más importantes del país, aseguró este martes que el Banco Central no da abasto por la exigencia de billletes de $1.000, por lo que es “necesario” que se emitan billetes de mayor denominación, en este caso, de $5.000.

“Lamentablemente no hay billetes de $1.000. La Casa de la Moneda está emitiendo todo lo que se puede y no alcanza. Tienen que sacar billetes de $100 atesorados para que alcance el circulante. Todo el mundo ha duplicado o triplicado la cantidad de dinero en efectivo que tenía. Le manifestamos esto al Banco Central pero no dan abasto”, aseguró Brito en declaraciones a Radio Rivadavia.

Bancos reclaman billete de 5000 pesos

En ese sentido, añadió que es importante prevenir conflictos y sacar un billete de $5.000 sería ideal para evitarlos cuando haya que pagar los aguinaldos de diciembre. “Si no, será un problema serio”.

Por otra parte, Brito consideró que el pago del Ingreso Familiar de Emergecia (IFE) puede generar inconvenientes, ya que para abonar el bono de $10.000 que otorga Anses, el movimiento se concentra en bancos nacionales y “genera una recarga muy importante en algunos bancos”.

“Los bancos extranjeros no reciben el pago del IFE y están cómodos con las sucursales con poca gente. En nuestro caso, hemos pagado el IFE a más de un millón de personas. Eso genera mucha gente y por ahí a algunos de nuestros clientes le genera molestias. Pero tenemos que entender que todos, dada la situación de emergencia, tenemos que colaborar”, agregó el banquero, allegado al presidente Alberto Fernández.

Por último, Brito destacó la solidez de los bancos argentinos y rechazó la idea de que el sistema financiero fue “el único ganador de todos estos años”.

Al respecto, dijo: “Lo que hemos hecho fue capitalizar los bancos. El Banco Central sacó una normativa previendo que ningún accionista se pueda llevar la plata. Es importante entenderlo porque recordemos que en la crisis del 2002 hubo que atender un montón de cosas y al sistema financiero. Hubo más de cinco que dejaron las llaves de sus bancos en la puerta del Banco Central”.