El Dólar Banco Central  también llamado Dólar BCRA corresponde al valor de dólar de referencia dispuesto por el Banco Central de la República Argentina




El Banco Central de la República Argentina (BCRA) es el organismo independiente que regula el sistema financiero y la política del país. El BCRA es el Banco Central de la República Argentina. No ofrece servicios bancarios o financieros al público en general sino que su función principal es controlar la política monetaria (cuánta plata se imprime, por ejemplo), a los otros bancos (cuánto deben tener en reservas) y manejan el control de cambios (cuánto guardan de monedas de otros países, o “divisas”).

 


Todos los países tienen un Banco Central (en Estados Unidos es la Reserva Federal, en la Unión Europea es el Banco Central Europeo), con mayor o menor grado de independencia del gobierno de turno.

Entre todas estas funciones la estabilidad monetaria es el objetivo primordial del Banco Central. El foco central de esta Institución es fortalecer nuestra moneda logrando una inflación en línea con los parámetros internacionales.

A su vez, la estabilidad financiera será la vía a través de la cual el Banco Central podrá aportar al último objetivo de su misión: el del desarrollo económico con equidad social.

 

En su Carta Orgánica, el BCRA establece que sus funciones son:

  • Regular el funcionamiento del sistema financiero y aplicar la Ley de Entidades Financieras.
  • Regular la cantidad de dinero y las tasas de interés y regular y orientar el crédito
  • Actuar como agente financiero del Estado nacional y depositario y agente del país ante las instituciones monetarias, bancarias y financieras internacionales.
  • Concentrar y administrar sus reservas de oro, divisas y otros activos externos.
  • Contribuir al buen funcionamiento del mercado de capitales.
  • Ejecutar la política cambiaria en un todo de acuerdo con la legislación que sancione el Honorable Congreso de la Nación.
  • Regular los sistemas de pago, las cámaras liquidadoras y compensadoras, las remesadoras de fondos y las empresas transportadoras de caudales.
  • Proveer a la protección de los derechos de los usuarios de servicios financieros y a la defensa de la competencia.