Dólar tarjeta o dólar turista es la forma en que se denomina en los mercados financieros al valor resultante de aplicar sobre la cotización del dólar oficial , las tasas de percepción de impuestos que dispone la AFIP sobre operaciones de turismo en el extranjero . En la actualidad este incremento es de 30% y alcanza al total de las operaciones de venta de pasajes y servicios con destinos fuera de Argentina además de las compras hechas con tarjetas de crédito en el exterior y servicios contratados

Este impuesto se suma a las restricciones que ya había aplicado la gestión de Mauricio Macri, todavía vigentes: cada ciudadano puede comprar hasta un tope de 200 dólares por mes en el mercado regular. Ahora, los nuevos cambios se aplican tras la aprobación de la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, por lo que tambien es llamado como Dólar Solidario

El “dólar solidario” se estrena en Argentina tras aplicarse un nuevo impuesto. El denominado “dólar solidario” tuvo su estreno este jueves en Argentina, luego de que el lunes pasado, una vez cerrado el mercado de cambios, entrara en vigencia la aplicación de un nuevo impuesto a la compra de divisa de extranjera

El impuesto es para compras en comercios domiciliados fuera de Argentina, sin importar la moneda de venta , por lo que aplica a servicios como Netflix, Spotify o Airbnb, más allá de que puedan tener oficinas en Argentina, dado que el servicio se brinda desde el exterior. Esto va más allá de la moneda en que se cobre. Pagarán el tributo los usuarios de Netflix, por más que la tarifa esté en pesos

 

Historia del Dólar Turista / Dólar Tarjeta

La aplicación de este recargo comenzó en el mes de Septiembre 2012 cuando se aplicaba un 15% a las operaciones con tarjetas en el exterior. En Marzo 2013 se actualizó y amplió esta medida cuando además de incrementar el impuesto al 20% amplió sus alcances a la compra de paquetes turísticos y pasajes hacia el extranjero. Según la resolución, a partir de ese momento también se les exigía a todos los viajeros que presenten su CUIT o CUIL para que la AFIP pueda realizar intimaciones en caso de encontrar contradicciones entre sus ingresos y sus gastos. . A diferencia de la implementación actual del impuesto , en 2012 se tomaba como percepción es decir que podía considerarse como un pago a cuenta de la liquidación de ganancias y/o bienes personales del contribuyente.