Según una encuesta, 64% tendrá en cuenta el tipo de cambio a la hora de elegir a dónde viajar en 2018. El 26% se trasladará sólo con el fin de comprar más barato

Muchas factores inciden a la hora de elegir un destino para irse de vacaciones. Desde el paisaje y las actividades ofrecidas hasta las comodidades, la distancia y, por supuesto y sobre todo, el costo.

En épocas inflacionarias y de sueldos acotados, los argentinos suelen planificar más sus vacaciones mirando su bolsillo que el atractivo del destino.

Según una encuesta del sitio de reservas de alojamiento Booking.com, más de seis de cada 10 argentinos (el 64%) tendrá en cuenta el tipo de cambio al planear los viajes del año próximo. Además, el 52% pensará en el clima económico de ese destino antes de decidir visitarlo. Y en tiempos de bolsillos flacos también tienen en cuenta los costos en el lugar o el atractivo en cuanto a compras: el 43% de los consultados tiene pensado hacer más compras en las tiendas free shop del aeropuerto y uno de cada cuatro (el 26%) irá de vacaciones con el único propósito de comprar más barato. Por eso, no llama la atención que en el invierno Santiago de Chile y Miami fueron dos de los destinos más buscados del exterior, según las agencias de viaje.

Además, según Booking.com, el 64% quiere viajar de forma más independiente y personalizada en 2018, buscar “las mejores ofertas y crear sus propios paquetes de viaje gracias a las apps y la tecnología”. De hecho, la mayoría de las agencias ofrecen online la posibilidad de armar “paquetes dinámicos”, a medida del viajero, tendencia que crece fuerte en el país, frente a los paquetes cerrados.

La tecnología, como no podría ser de otro modo, también estará presente. Más de la mitad de viajeros (57%) usarán más las apps de viaje el año próximo; y muchas ya son consideradas indispensables, como la geolocalización para llegar al alojamiento o incluso para planear las actividades de las vacaciones fácilmente desde el celular (el 39% prevé hacerlo).

En tiempos donde la virtualidad gana presencia en la vida diaria , un 73% de los encuestados admitió que les gustaría probar el destino con realidad virtual antes de comprar su próximo viaje. Además, seis de cada 10 admitieron que encontrar sugerencias de destinos y actividades para hacer los alienta a reservar. Claramente, también se viaja en la redes: el 70% tiene la intención de publicar algo allí a diario durante el viaje.

También las series son importantes. El 38% de los encuestados confesó que buscan viajar a destinos que se muestran en series, cine o hasta en videoclips musicales.

Además, el 23% viajará para asistir a un evento deportivo.

Por otro lado, en general tienen una lista mental de lugares a conocer en 2018, al menos eso afirmó el 45% de los encuestados. Y de ese porcentaje el 87% planea realizar al menos dos viajes durante 2018.

A grandes rasgos, por tipo de destino, el 66% comentó que le gustaría conocer una de las Maravillas del Mundo; otro 48% preferiría descansar en una isla paradisíaca y el 41% busca probar una comida típica.

Los argentinos entienden las vacaciones como un momento de reflexión y análisis, donde se descansa y se piensa mejor en las decisiones a futuro; según el 57% de los encuestados.

Y si bien creció la cantidad de interesados en realizar un viaje de bienestar (de 13% a 18% en un año) es la aventura lo que más los atrae. El 71% dijo que en 2018 quiere hacer un viaje con excursiones o actividades.

No todo es dinero. Si bien los vaivenes de la economía del país impulsan a a fijarse más en variables económicas, también los argentinos planifican en función de sus vivencias pasadas y nostalgia; el 27% considera repetir en 2018 un viaje que ya hizo durante su infancia.

También ganan peso los alquileres temporarios frente a los hoteles: los prefiere el 40%.

Para hacer el estudio, Booking.com combinó más de 128 millones de comentarios reales de sus clientes con una encuesta a 19.000 viajeros de 26 países, incluyendo la Argentina.