En la primera jornada hábil muchos ahorristas se abocaron a comprar dólar ahorro por un total de u$s 48 millones , cifra que representa un 68% de lo solicitado el primero de abril, que fue de u$s71 millones.

En último mes la cifra que debió desprenderse el Banco Central para este instrumento fue récord, al tener que brindarles a los particulares unos u$s495 millones
Con “sueldos nuevos”, el Gobierno deberá destinar más reservas para hacer frente al dólar ahorro Las inversiones en pesos le siguen ganando a los dólares, según el Banco Central

Luego del récord absoluto de venta de dólar ahorro comercializado en abril, que llegó a los u$s495 millones, mayo comenzó con un nivel moderado en la comercialización ya que en el primer día hábil se vendieron u$s48.256.052 en casas de cambio y bancos, previa presentación del permiso de compra AFIP.

El monto registrado este lunes representa el 68% de lo solicitado en la primera jornada disponible del mes pasado.
Cabe recordar que solo el primer día de abril, el miércoles previo a los feriados del Día del Veterano de Malvinas y al viernes de Semana Santa, la cifra demandada por los ahorristas fue de 71 millones de dólares.
Es decir, en apenas una jornada, el Banco Central debió desprenderse de una cifra que equivalió a más del 50% de lo que se vendía, en promedio, todos los meses hasta junio del año pasado.
Según algunos operadores cambiarios de la City, este lunes se “cayó” el sistema electrónico de ingreso a las cuentas bancarias de dos bancos durante varios minutos, hecho que podría haber incidido en el menor volumen solicitado para comprar dólar ahorro.
Este martes se podrá verificar si la baja en la demanda de moneda estadounidense respecto al mes pasado fue un hecho puntual, o no, y si continúa la tendencia de demanda ascendente de “dólar ahorro“.

En abril se volvió a marcar un nuevo récord para la venta de billetes verdes con u$s495 millones, lo que implicó unos u$s10 millones más que el registro de marzo -la última mayor marca-, lo que deja al descubierto cómo se está consolidando la creciente avidez entre los particulares por buscar refugio en la divisa norteamericana.
Desde que se flexibilizara parcialmente el cepo, a fines de enero de 2014, el Gobierno debió resignar casi u$s5.000 millones.
De ese total, cerca de u$s2.000 millones (40%) correspondieron sólo a los primeros cuatro meses de 2015. Esta última cifra supera con creces los u$s1.400 millones que embolsó el Tesoro por la colocación del Bonar 2024 hace cerca de dos semanas.