Crecen las operaciones con dólar tarjeta. El stock de crédito en moneda extranjera con tarjeta de crédito no para de acelerar a medida que crece el interés de los argentinos por adelantar consumos en el exterior. La devaluación del real y otras monedas impulsa aún más la tendencia. Hasta el segundo trimestre el egreso bruto de dólares por turismo ya crecía 29%

El consumo en dólares con tarjeta  en el exterior (conocido como dólar tarjeta o dólar turista) creció casi 50% en un año hasta agosto según datos oficiales del Banco Central (BCRA). El atraso cambiario y la incertidumbre cambiaria que trae aparejada la cercanía del cambio de Gobierno hacen que los consumidores apuren sus consumos en moneda extranjera a niveles que son similares a los que empujaron a imponer un recargo del 35% a los pagos con plásticos. Operadores turísticos y aéreas ya encuentran dificultades para que la entidad conducida por Alejandro Vanoli les permita comprar las divisas que necesitan para cubrir el crecimiento de las compras.

El stock de crédito en moneda extranjera con tarjeta promedió en agosto los u$s 378 millones, según los datos que actualizó el viernes pasado el propio BCRA. Ese nivel implica un aumento de las deudas contraídas por los argentinos con las empresas emisoras de plásticos que está por encima del 49% en doce meses. Esto se condice en parte con los datos de la Encuesta de Turismo Internacional del Indec que muestra que en julio, último dato disponible, la salida de argentinos del país a través de los dos principales aeropuertos creció más de 24% interanual.

Uno de los elementos más llamativos del repunte del consumo de ‘dólar turista‘ es que prácticamente ha hecho desaparecer el efecto de disuasión que en diciembre de 2013 tuvo la imposición de un recargo del 35% a cuenta de Ganancias y Bienes Personales por cada dólar consumido fuera del país hecha por la AFIP.

“Hasta el 28 de agosto, el promedio de los últimos 30 días se ubicó en u$s 379 millones, el registro más alto desde que se aplicó el impuesto de 35% como anticipo de ganancias, un 48% por encima del monto promedio del mismo periodo del año pasado y a tan solo 10% del máximo observado para ese mes en el 2013, cuando todavía el anticipo a las ganancias era de tan solo 20%”, resaltó la consultora Elypsis en un reporte de la semana pasada.

La pérdida de divisas por turismo amenaza con agravarse a medida que se acerca la temporada de verano y uno de los principales destinos internacionales para los consumidores locales, Brasil, devalúa su moneda 40% interanual y devuelve la paridad entre su moneda y el peso a niveles de la década del 90. Sólo en el primer semestre las salidas brutas de divisa por turismo crecieron 29% interanual hasta sumar u$s 4199 millones en el período.

Hace dos años, cuando se impuso el 35% de recargo a las compras con tarjeta en el exterior la brecha cambiaria era mucho más alta que hoy, pero las elecciones y el retraso del peso en comparación con las devaluaciones de los países vecinos hacen que los consumidores perciban como barato este dólar de $ 9,35 más el recargo de la AFIP”, dijo Juan Manuel Pazos del Estudio Broda.

Los montos se están volviendo difíciles de manejar para el BCRA pero la cercanía de la elecciones de octubre no permiten medidas drásticas. Pero los operadores del sector turismo señalan que el BCRA ya no les autoriza a comprar los dólares que necesitan para cubrir estos mayores consumos.