El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, negó este martes que existan restricciones para el acceso de los importadores al dólar comercial destinados al pago de compras de insumos y productos en el exterior.
Vanoli también rechazó que la autoridad monetaria conserve una deuda de entre 5.200 y 5.500 millones de dólares con automotrices, fábricas de Tierra del Fuego y otros rubros de la actividad económica por importaciones que ya fueron efectuadas pero no abonadas.

El funcionario le salió al cruce así al gerente de la Cámara de Importadores de Argentina (CIRA), Miguel Ponce, quien en la mañana había afirmado que hubo un proceso de “restricción total de divisas” entre el 20 de diciembre y el 5 de enero.

“Es absolutamente falso que no hayamos autorizado pagos de operaciones de importación entre el 20 de diciembre y el 5 de enero como afirmó Ponce, ya que en ese lapso autorizamos 1.334 millones dólares a esos fines”, dijo el banquero.

Vanoli resaltó que él no suele “entrar en este tipo de polémicas”, pero aclaró que le causó “particular indignación” los dichos de Ponce ya que en ese período caracterizado por una cantidad menor de días hábiles se informaron las autorizaciones de los pagos.

El 22 de diciembre se pagaron 338 millones dólares; el 23, unos 279 millones; el 24, 56 millones; el 30, 97 millones y el 2 de enero, 102 millones, como parte de los 1.334 millones autorizados en el período aludido.

“Hay cosas que son opinables y las respeto, pero estas afirmaciones falsas tratan de crear un clima que pretende instalar que el Banco Central tiene deuda, que no cumple”, se quejó el banquero en declaraciones a la prensa.

Y aclaró que cuando la entidad monetaria recibe la documentación certificada de los bancos y cada unas de las operaciones de cambio cumple con todas las formalidades aduaneras y de importación, autoriza los pagos “inmediatamente”.

Durante diciembre pasado, el pago total de importaciones fue de 4.581 millones de dólares, lo que supuso un incremento del 10 por ciento respecto de noviembre al que correspondieron pagos por 4.164 millones de dólares, puntualizó Vanoli.

Y apuntó el jefe del Banco Central que la entidad afrontó durante todo 2014 operaciones autorizadas de importación por un total de 60.694 millones de dólares, “una cifra que desmiente por sí sola cualquier tipo de deuda de la entidad”.