En el u}último bimestre la venta de dólares por parte de los ahorristas había registrado un aumento del 40%
En los últimos meses cayó la cantidad de compradores. Los bancos, en cambio, incrementaron la tenencia de divisas. (ver  Los bancos triplicaron la cantidad de depósitos en dólares )

La calma del dólar que se vio en los últimos meses y hasta fin de octubre (previo a la elección de Donald Trump) alentó a los ahorristas a desprenderse de una mayor cantidad de dólares en el mercado, pero no alcanzó para moderar el ritmo de compras.

En en el último bimestre, los argentinos aumentaron un 40%% el monto que habían vendido en los meses anteriores: un promedio mensual de u$s700 millones (u$s729 M en septiembre y u$s682 M en octubre), frente al de u$s475 millones del período anterior (entre junio y agosto). Al mismo tiempo, las compras de billetes se mantuvieron prácticamente inmutables, en los u$s1400 millones y los u$s1.600 millones mensuales.

Las cifras, que fueron reveladas esta semana por el Banco Central, reflejan un cambio en la proporción de “compras” y “ventas” de billetes: a mitad de año, por cada dólar que vendían los ahorristas, había otros que adquirían 3; ahora, en cambio, están más cerca de comprar 2. El comportamiento cambió claramente en esta primera quincena de noviembre, por el mayor nerviosismo que provocó la consagración de Donald Trump como presidente electo de los Estados Unidos. La mayor demanda del billete se reflejó en un salto del tipo de cambio -que se había mantenido en torno de los $ 15 durante más de 6 meses-, desde los $14,90 a los $15,60 en el mercado mayorista en apenas una semana. Los números que reveló el Banco Central, hasta octubre, muestran las operaciones de particulares que se hacen principalmente por homebanking y ventanilla en bancos y casas de cambio (y no lo que se suele negociar en el mercado mayorista, donde participan empresas). De acuerdo con los datos oficiales, durante el último mes también se volvió a reducir la cantidad de argentinos que compraron billetes: fueron 599.000, frente a los 617.000 de septiembre y los 647.000 de agosto. Lo que se ve ahora, como contrapartida, es un aumento en el tamaño de las compras de billetes por persona.

Así y todo, la mayor cantidad sigue estando representada actualmente por montos pequeños: el 45% son operaciones menores a los u$s10.000 (en agosto, esta proporción era de casi un 50%); y dos de cada tres dólares adquiridos corresponden a valores inferiores a los u$s50.000 (ver infografía).

En el informe del BCRA se registra también que los bancos decidieron durante el último mes ampliar su tenencia de billetes: de un stock de u$s1.903 M a uno mayor a los u$s 4.091 M. Con esto, aumentaron el porcentaje de activos en dólares que pueden tener en cartera sobre el total de su patrimonio, del 45% al 61%. Y esto a pesar de que el Central les concedió la posibilidad de no contar dentro de este margen las divisas que reciben por el blanqueo de capitales.

De este modo, los bancos parecen haberse preparado algo mejor que los ahorristas, en el último mes, frente al shock externo que significó la elección de Trump y provocó la última minidevaluación sobre el peso argentino.