El dólar minorista traspasó ese límite durante la rueda del lunes . Al final, el tipo de cambio al público escaló 24 centavos y cerró a un promedio de $17,90, aunque en algunas entidades privadas llegó a $17,95. La oferta de divisas bajó considerablemente ya que los agroexportadores liquidaron 32,5% menos que la semana pasada

El mercado cambiario cotizó el lunes al alza, en una plaza muy volátil y cambiante, ante la persistente presión de la demanda y la notoria contracción de la oferta a la espera de nuevos incrementos en las cotizaciones, que fue aminorada al final de la rueda por la intervención de bancos oficiales.

De hecho, durante la jornada el dólar minorista llegó a alcanzar un precio máximo cercano a los $18 en algunos bancos y el mayorista tocó los $17,65 operados, para luego retroceder de forma veloz por las ventas de divisas de una entidad pública.

El fuerte impulso inicial se debió a que las empresas del sector agroexportador liquidaron 32,5% menos en la venta de divisas por envíos de cereales y oleaginosas.

Es que durante la semana pasada liquidaron más de u$s448 millones, contra los u$s664 millones de la anterior, según se conoció este lunes de parte de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas.
En el mercado minorista el precio de la divisa, que surge de la habitual encuesta que realiza el Banco Central entre las principales entidades bancarias de la City, cerró a $17,90 promedio, es decir, 24 centavos por encima del cierre anterior.

Incluso, en algunas entidades privadas se llegó a vender al final de la rueda a un máximo de $17,95 (Galicia).

El mínimo del día fue encabezado por el Banco Nación, con una suba de cinco centavos y una cotización de $17,25 para la compra y $17,65 para la venta. Aunque durante el lunes llegó a valer a $17,80.

El blue sí superó el “techo psicológico” de los $18 ya que trepó nueve centavos y se negoció a los $18,05. Así, la brecha con el promedio formal es de 15 centavos o 0,8%.

Por su parte, en el segmento mayorista la cotización cerró con un avance de cinco centavos para alcanzar los $17,46 para la venta, pese a que durante la jornada llegó a tocar un techo récord de $17,65.

Esto en un contexto en el que el volumen total operado cayó 12%, ya que se registraron u$s502 millones.

“La aparición de un banco oficial quebró la tendencia compradora y generó retrocesos del dólar”, dijo Gustavo Quintana, operador de PR Cambios.

En el mercado se comentaba que la entidad financiera correspondiente a la Provincia de Buenos Aires vendió u$s50 millones provenientes de letras colocadas días atrás, mientras que el Nación habría aportado otros u$s30 millones.

Otro operador agregó: “Esta intervención de los bancos Provincia y Nación tiene olor a que las ventas no fueron realizadas por operaciones genuinas, sino para controlar el mercado, que estaba muy caliente. Ya Frigerio dijo días atrás que podían llegar a intervenir”.

Con esto se refiere a que el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, comentó el fin de semana pasado que el Banco Central “va a impedir que haya zozobras” con el tipo de cambio.

Además, el funcionario consideró que el Gobierno no ve “con preocupación” la suba del dólar y que el alza “no tiene impacto en los precios”.

A nivel oficial, desde la primera quincena de mayo pasado no interviene en el mercado el BCRA, cuando el tipo de cambio se encontraba en valores mínimos y compró durante 11 jornadas consecutivas unos u$s100 millones diarios.

Por su parte, el analista Salvador Di Stefano, resumió el panorama: “El 75% del gasto público son sueldos, subsidios y seguridad social, igual que en el año 2015. La oferta de dólares se demora, la tasa sube y vuelve el circulo vicioso”.

En la Bolsa, en tanto, el contado con liquidación se pactaba a 17,42 pesos. Finalmente, en el circuito marginal el blue se vendía sin variantes a 17,97 pesos.

No obstante, entre los operadores se comentaba la probabilidad de que esta semana haya una inminente intervención oficial mediante la aplicación de fondos provenientes de las últimas colocaciones de bonos de parte de YPF.

“Durante esta semana el tipo de cambio podría mostrar una mayor estabilidad, teniendo en cuenta que comenzarían a volcarse en el mercado los dólares provenientes de la última emisión de (bonos de la petrolera estatal) YPF por u$s750 millones”, dijo la banca de inversión Puente.

“En un entorno de elevada volatilidad luce adecuado mantener un posicionamiento defensivo, sobreponderando posiciones de corta a media duración dentro de los portafolios”, añadió.

Asimismo, el Banco Central definirá este martes una nueva tasa de política monetaria, que desde el 11 de abril se encuentra en 26,25%, a raíz de la imposibilidad de encauzar la inflación hacia la meta de entre 12% a 17% fijada para 2017.

En el mercado de futuros del dólar (NDF) del ROFEX se observó una mayor toma de posiciones, ya que se operaron 595 millones, de los cuales el 34% fueron pactados a julio a $17,54 con una tasa del 32,90%TNA, ya que sufrió la caída del “spot” final.

El período más extenso operado fue enero a $19,43. En tanto, para diciembre de este año se negoció a $19,12, lo que marcaría una devaluación para todo el año de la divisa de 20,4%, muy similar a la inflación esperada por los economistas para el 2017