El precio del dólar alcanzó el lunes su nivel más alto de 2018 frente a una canasta de monedas, ante la expectativa creciente de que los aumentos de las tasas de interés y el avance de la inflación en Estados Unidos impulsen a la divisa, mientras que los operadores se desprendieron de sus posiciones en contra de la moneda.

El índice dólar, que sigue a la divisa estadounidense contra una canasta de monedas, trepó a 92,974 unidades, su nivel más alto desde diciembre. Hacia el cierre de la sesión anotó un alza de 0,2% a 92,792 unidades.

La semana pasada, los especuladores recortaron sus apuestas sobre la caída del dólar a un mínimo en siete semanas, según datos de la Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas (CFTC).

Algunos analistas advirtieron que el repunte de dos semanas del precio del dólar podría ser exagerado.

En esta coyuntura, gran parte de las expectativas del mercado para un avance de la inflación y un aumento de las tasas de interés podrían ya estar internalizadas en la cotización del dólar, y el impulso alcista podría haberse extendido demasiado”, dijo James Chen. Jefe de investigación de Gain Capital en Bedminster, Nueva Jersey.

El reporte de empleo conocido el viernes en Estados Unidos, considerado por algunos como algo decepcionante y que mostró que las contrataciones y los salarios no cumplieron con las expectativas, no alteró el panorama que mantiene el mercado por nuevos incrementos en la tasa de interés por parte de la Reserva Federal.

Mientras, los operadores han retrasado sus expectativas sobre el momento en que el Banco Central Europeo (BCE) podría elevar los costos del crédito luego de una serie de decepcionantes lecturas económicas regionales.

El euro se depreció bajo 1,19 dólares por primera vez este año tras datos que mostraron una inesperada caída en los pedidos industriales de Alemania y una baja en la confianza de los inversores de la zona euro.

El euro perdió un 0,3% a 1,1924 dólares tras caer a 1,1896 dólares, su nivel más flojo en más de cuatro meses.