Esta salida del sistema financiero estaría relacionada con dólares, depósitos o acciones que se guardan “en el colchón”.

Los dólares, depósitos en el exterior, bonos y acciones de sociedades y propiedades de los argentinos fuera del sistema doméstico o del país siguen en aumento: se incrementaron US$ 9.260 millones en el tercer trimestre de este año. Y acumulan un alza de US$ 36.379 millones en los últimos 12 meses.

En total los argentinos mantienen fuera del sistema o del país US$ 293.219 millones, según datos del INDEC, que equivalen a más del 65% del PBI. Son activos que pueden estar o no declarados ante la AFIP. Es un aumento de US$ 55.000 millones respecto a diciembre de 2015. Si la comparación se extiende a 2008 son más de US$ 130.000 millones.

El Informe oficial señala que entre julio y septiembre se registró un egreso de capitales ( “formación de activos externos”) por U$S 8.359 millones, “principalmente moneda y depósitos” El aumento de los activos de los argentinos fuera del sistema y del país es un proceso constante y continuo que volvió a intensificarse desde fines del año pasado. No se modificó por el blanqueo de capitales de US$ 116.800 millones porque ingresó solo una parte del efectivo que estaba “bajo el colchón” y de las tenencias en el exterior y el grueso no fue repatriado y quedó en los bancos y entidades financieras del exterior. Incluso funcionarios del Gobierno admitieron que de sus activos declarados buena parte sigue en el exterior.

Además, los datos del INDEC señalan que en el tercer trimestre de este año, la cuenta neta de intereses del sector público y privado devengado con los acreedores del exterior sumó US$ 3.131 millones, un 62,8% más que en igual período de 2017. Y en los 9 primeros meses suma un total de U$S 8.661 millones, lo que representan U$S 2.699 millones más que en iguales meses de 2017.

Este incremento de los intereses devengados anuló gran parte del menor déficit de la balanza comercial de bienes y servicios que se produjo en el tercer trimestre como consecuencia del encarecimiento del dólar y el desplome de las importaciones.

Por su parte la deuda externa (pública y privada) con acreedores del exterior, sumó a fin de septiembre U$S 254.980 millones, un aumento de U$S 37.470 millones con respecto a igual mes de 2017.