La operación consiste en traer divisas del exterior a través del contado con liqui inverso, con eso comprar Lebac y arbitrarlo con un seguro de cambio (hedgearlo con dólar futuro), para obtener una renta en dólares, que es lo que más busca el inversor. En las mesas advierten que es un arbitraje para aprovecharlo rápido, porque no durará mucho tiempo

La bicicleta financiera del momento consiste en repatriar, por ejemplo, u$s 10.000 desde el exterior por medio del contado con liquidación inverso. A una cotización del CCL de $ 13,50, el inversor obtiene un total de $ 135.000 para colocarlos en una Lebac.
Aquí hay dos opciones:
1. Hacerlo en una Lebac de 87 días al 31% anual, que coincide con la fecha de vencimiento del futuro de dólar (seguro de cambio de Rofex) al 31 de marzo, el cual cerró con un tipo de cambio de $ 13,89, de modo de tener la inversión hedgeada (protegida). Al vencimiento de la Lebac, el ahorrista tendrá un disponible de $ 144.975, los cuales dividido el tipo de cambio de $ 13,89, da un valor final de u$s 10.437. Esto significa un diferencial punta contra punta, por los 87 días, del 4,37%, que anualizado arroja una tasa del 18,33% en dólares.
2.La segunda opción es aprovechar estas altas tasas por más tiempo: en el mercado no creen que duren por más de tres meses, entonces hay quienes optan por comprar Lebac a 116 días al 30% anual, que coincide con la fecha de vencimiento del futuro de dólar al 30 de abril, que cerró a un tipo de cambio de $ 14,17. Al vencimiento de la Lebac, se tendrá un disponible de
$ 147.871, los cuales dividido el tipo de cambio de $ 14,17, arroja un valor final de u$s 10.435. Esto significa un diferencial punta contra punta, por los 116 días, del 4,35%, que anualizado da una tasa del 13,7% en dólares.
En ambas alternativas, la sugerencia es reponer los u$s 10.000 que se bajaron desde una cuenta del exterior y aprovechar que, al cierre de ayer, se podía comprar divisas para atesorar en el exterior en el segmento mayorista a $ 13,20. Por lo tanto, con $ 132.000 se reponía los
u$s 10.000. “El inversor quiere renta en dólares, no en pesos. Muchos aprovechan este arbitraje porque saben que no durará mucho tiempo más”, aseguran en FDI.
¿Por qué traer los dólares vía conti liqui? Porque arroja un mejor tipo de cambio que hacerlo por el MULC. En las mesas sostienen que el CCL seguirá existiendo mientras persista el límite de u$s 2 millones mensuales para girar dividendos o pagar deuda financiera. Muchos acuden al liqui para superar este monto, y así van cancelando deuda comercial en el extranjero para que no les corten la cuenta corriente. Además, por CCL ya se puede liquidar todo en forma inmediata, al no tener que esperar más las 72 horas hábiles de antes.
Vale aclarar que, con las modificaciones en las normas cambiarias, ahora un residente que venda divisas que repatríe, podrá comprar billetes pudiendo superar el límite de u$s 2 millones mensuales, si es que vendió por encima de ese monto. En estos casos, el exceso que supere ese monto (en el caso que hayan ingresado divisas del exterior y se compren divisas), sólo podrá aplicarlo exclusivamente a inversiones en el exterior.
Por otra parte, cuando un residente repatríe fondos desde otros países, ya no será necesario que demuestre la permanencia de ese dinero inamovible en su cuenta del exterior por 10 días hábiles. Lo que sí se debe demostrar es que vengan de su propia cuenta, por lo cual deberá presentarse el extracto.
Además, se podrá formar activos externos por hasta u$s 2 millones mensuales por inversiones inmobiliarias en el exterior, préstamos otorgados a no residentes, aportes de inversiones directas en el exterior de residentes, inversiones de portafolio en el exterior de personas físicas, otras inversiones en el exterior de residentes, inversiones de portafolio en el exterior de personas jurídicas, compra para tenencia de billetes extranjeros en el país y compras de cheques de viajero.