El consenso es que debido al súper dólar aumentará el flujo de visitantes, pero desde el sector señalan que será clave minimizar el traslado de la devaluación a precios

La devaluación, además de provocar el encarecimiento del turismo en el exterior, generará otro efecto, que para los economistas es positivo: el abaratamiento de los servicios locales.

“La mejora del tipo de cambio para el sector podría alentar la llegada de extranjeros y, al mismo tiempo, desincentivar el turismo emisivo”, plantearon desde la consultora Radar.

En este contexto, el ministro de Turismo de Misiones, José María Arrúa, afirmó que “es interesante este dólar alto para el turismo receptivo”, en especial para europeos y norteamericanos que “optarían por quedarse más días” cuando visiten la provincia durante el receso invernal.

Según el titular de Turismo misionero, este tipo de cambio “fomenta el turismo interno porque gente que tenia planeado algún gasto en el exterior ahora piensa quedarse acá”, si bien aclaró que “la inflación debería tener un límite para que todo se vaya acomodando”.

Te puede interesarTurismo “offshore”: argentinos gastaron 3 veces más con tarjetas en el exterior que en todos los shopping de la Ciudad
Fabricio Di Giambattista, presidente de la Federación de Agencias de Viajes y Turismo (Faavyt), coincidió al señalar que “se viene una gran oportunidad para que se incremente el número de visitantes del exterior”, al tiempo que estimó que habrá más argentinos que, al sacar cuentas, terminarán decidiendo viajar dentro del país.

“Ahora pasamos a tener tarifas más competitivas. Es probable que parte del público que hasta ahora viajaba a Brasil, por ejemplo, ahora elija la Costa Atlántica u otros destinos en el mercado interno”, agregó.

La clave, según Di Giambattista, “es que se traslade lo menos posible el efecto de la devaluación a precios. Como la plaza doméstica está bastante caída, no creemos que haya mucho margen para aumentos desmedidos. Entonces creemos que el turismo local podría capitalizar este momento”.

Sin embargo, desde la consultora Radar consideraron que “la potencial suba por el abaratamiento relativo del turismo local debido a la suba del tipo de cambio no llegará a compensar el impacto negativo de la caída del poder adquisitivo” por la mayor inflación.

“Por lo tanto, la actividad turística seguramente exhiba malos resultados durante los próximos meses”, concluyeron.