Si bien distintas plataformas, como Mercado Libre Inmuebles, informaron que los precios de lista en dólares de los inmuebles aumentaron el año pasado, los valores de cierre muestran otra realidad.

De acuerdo con el dato de diciembre de 2018 del Colegio de Escribanos porteño, el monto medio de los actos fue de $4.015.255 o US$103.352, según el tipo de cambio oficial promedio, 26,7% menos que en diciembre de 2017, cuando ese número había sido de US$140.991.

“Las operaciones que se realizaron tienen que ver con una necesidad de venta sí o sí, y eso puedo explicar una baja en ese precio promedio en moneda extranjera. El aumento del costo del mantenimiento de una unidad puede apurar a un vendedor a desprenderse de ese inmueble y, con ello, a resignar el precio de venta que tenía pensado originalmente”, explicó Claudio Caputo, presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad.

Por su parte, José Rozados, de Reporte Inmobiliario, señaló que hay mucha oferta a “valores teóricos”, es decir, a un nivel de precios que la demanda no avalaría. “Hay oferta a valores que son teóricos y respondían a otra dinámica de mercado: con un dólar más barato y con accesibilidad a crédito. Se podían avalar porque estaban esas condiciones que ahora no están. En una amplia cantidad de casos difícilmente puedan realizarse a esos precios. Si se quiere vender hay que ser flexible. Las operaciones que se están haciendo están en un orden mínimo de reducción de precios en dólares del 10% al 15% con respecto a los valores de antes de la devaluación. Pero esto por sí solo no alcanza para reactivar el mercado”, consideró.

Del lado opuesto, el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Alejandro Bennazar, sostuvo que los precios no están bajando porque el mercado espera una reactivación. “No se está dando la baja anhelada. No lo estamos viendo nosotros ni las publicaciones. El mercado espera una reactivación por las elecciones y la cosecha. Ya hay indicadores: la balanza comercial positiva y todo lo que tuvo que ver con la estabilización del dólar. Hoy es un moneda estable en $38 y tiene previsibilidad porque tenemos mes a mes lo que pasaría. Falta que el Estado vuelva a ser protagonista con el crédito hipotecario y con eso se seguirían actualizando los valores en dólares de las propiedades”