El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, descartó la necesidad de encarar un nuevo proceso de devaluación como el ocurrido en diciembre pasado y aseguró que en los primeros cinco meses de 2014 se cumplen las metas económicas.

“La política cambiaria forma parte de una política donde existe equilibro entre la política cambiaria, fiscal y de ingresos”, aseguró Capitanich en la habitual conferencia de prensa matinal.

En ese marco, el funcionario replicó los comentarios de analistas económicos que prevén una nueva devaluación del peso en junio o julio próximo. “Se pretende generar expectativas desfavorables respeto del tipo de cambio”, afirmó el jefe de Ministros y recordó que esas maniobras se concretaron en otras oportunidades con la inflación, las paritarias y otros indicadores económicos.

“Las metas económicas se vienen cumpliendo”, dijo Capitanich, y repasó el descenso en el nivel precios, la firma de acuerdos salariales “libres” y las buenas proyecciones fiscales. “La recaudación es positiva, tanta primario como financiera, que es compatible con la política de reasignación de recursos del Estado”, completó.

Ámbito Financiero reveló que Banco Central avaló este jueves otra suba en el dólar oficial, como lo vino haciendo durante toda la semana. En esta oportunidad, fueron tres centavos, llevando el precio de la divisa a $ 8,07. Fue el alza más importante de las últimas tres jornadas, cuando se decidió abandonar la miniconvertibilidad a $ 8,01.

En paralelo, y por presión de importadores, el “blue” también reaccionó y subió a $ 10,90. En el mercado cambiario ahora se disparó la polémica sobre si este nivel de correcciones por parte del Central servirá para mejorar la competitividad de distintos sectores que ya veían la devaluación de enero como insuficiente. También preocupan los efectos de esta estrategia sobre los precios.

En la conferencia, el exgobernador chaqueño también negó los rumores de peleas entre el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega. “Desmiento categóricamente cualquier pelea entre funcionarios. Pretenden generar peleas y problemas donde no los hay”, sostuvo.