La medida que busca apaciguar el dólar a futuro no es retroactiva. Busca frenar la burbuja de u$s 14.000 millones que había construido el propio BCRA para contener expectativas de devaluación

El Banco Central (BCRA) y la Comisión Nacional de Valores (CNV) decidieron el viernes encarecer el dólar futuro. El Gobierno extendió de 12% promedio al 20% del monto operado las garantías exigidas en mercados a futuro de dólar: el objetivo es encarecer los contratos para hacer caer una demanda que había creado un globo de u$s 14.000 millones. La decisión fue tomada horas después de una denuncia contra el titular de la autoridad monetaria por este tema y promete desplomar los volúmenes de esos activos.

Dos resoluciones prácticamente simultáneas de la CNV (la 649) y el BCRA (la A 5822) readecuaron las garantías que deben colocar los inversores al transar con contratos futuros.

Las garantías son depósitos que tienen como objeto asegurar el pago de los contratos al momento de su vencimiento.

Mientras que en el mercado Rofex las garantías exigidas promediaban el 12% según el plazo del contrato, tras estas resoluciones llegarán al 20%. Desde el Gobierno explicaron que significa un aumento de seis puntos porcentuales a su costo.

Las nuevas normas exigen, además, que esas garantías sean hechas en pesos en efectivo en lugar de con bonos. Al hacer esto el Gobierno obliga a dejar esos pesos sin rendimiento alguno, mientras que al usar bonos al menos perciben una tasa.

“En mi opinión este cambio de las garantías se hace para evitar que siga aumentando en el mercado de futuros”, dijo Javier Marcus, economista especializado en futuros y opciones. “Lo que es claro, es que no afecta a los futuros comprados hasta el viernes”, agregó.

Hasta el viernes, los futuros eran el mercado más conveniente para dolarizarse. El único vendedor, el BCRA, los ofrecía a privados el contrato a marzo –por ejemplo– a $ 10,75 cuando fuera del país se opera $ 3 por encima. En caso de devaluación esto generaría al BCRA un severo costo.

El economista Federico Muñoz calcula la exposición del BCRA a futuros en u$s 14.000 millones. “Suponiendo una pérdida de $ 2,50 por cada dólar vendido a futuro, el BCRA se expone a un quebranto no inferior a $30.000 millones”, escribió.

El Rofex, la principal plaza, distribuyó un comunicado en el que explica que hoy y mañana no se podrán abrir nuevas posiciones en futuros de dólar, sólo cancelar existentes. Es para adaptar el sistema informático y significará un virtual parate. El miércoles se vuelve a la normalidad.

Denuncia contra Vanoli
La decisión de poner un freno al festival de futuros llegó pocas horas después de una denuncia de los diputados Mario Negri, radical, y Federico Pinedo, del PRO, contra Alejandro Vanoli, el presidente del BCRA. La hipótesis de los legisladores es que los contratos que vende la entidad están por debajo del valor en el exterior, lo que prueba un daño patrimonial contra la entidad.

Así, la extensión de las garantías de futuros fue leída como una respuesta a la denuncia. En el Gobierno se cuidaban ayer de aclarar que se estaba deliberando hacía ya rato.

“Tiene que ver con que mañana (por hoy) suben las tasas de los plazos fijos, tras Lebac y pases, es una suba de todo el corredor de tasas”, dijeron.

En diferentes declaraciones Vanoli repitió que los denunciantes muestran con esto que planean una fuerte devaluación y que en doce meses el BCRA ganó u$s 5500 millones por sus apuestas a futuro, por debajo de las del mercado. Voces oficiales insistían en esto, negando la necesidad de devaluar.