La Asociación Argentina de Viajes y Turismo aseguró que muchos de los gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera están destinados a juegos y otros servicios. Muchos argentinos gastan dólares para comprar vidas en el Candy Crush y otros juegos populares

El suceso del llamado dólar Candy Crush

En el primer semestre de 2015, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) autorizó la salida de USD 4.197 millones en concepto de turismo. De acuerdo al cálculo realizado por la Asociación Argentina de Viajes y Turismo (Aaavyt), casi la mitad de esos recursos (USD 2.059 millones) fueron utilizados para abonar pasajes, servicios turísticos y consumos con tarjeta de crédito en el país destino.

Los USD 2.138 millones restantes no fueron utilizados en turismo pese a que la entidad monetaria los englobó en ese concepto. Esos dólares fueron utilizados para cancelar diversos gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera que se realizaron sin que sus tenedores salieran del país.

La mayoría de esas erogaciones está vinculada con distintos servicios que se pagan por internet, como los populares juegos Minecraft y Candy Crush. Los argentinos también piden dólares al Banco Central -a través del pago del resumen de la tarjeta de crédito- para abonar publicidad en Google y en Facebook, hacer compras en Amazon, y pagar la mensualidad de Netflix y Spotify.
La salida de argentinos al exterior por aeropuertos registró en el primer semestre del año un 7,2% (pasó de 1.468.000 a 1.574.200). Si bien el salto es interesante, no refleja un “boom” de turismo, alertaron desde la Aaavyt.

“El aumento de ventas de estos días no habla de una mayor salida, sino de una mayor compra anticipada. La gente está comprando antes sus vacaciones, pero esto no significa que necesariamente vayan a viajar más”, aseguraron los agentes de viaje.

De hecho hay muchas personas que decidieron adelantar el pago de los servicios turísticos para evitar sorpresas con la cotización del dólar luego de las elecciones nacionales del 25 de octubre. Hay candidatos que ya adelantaron que pretenden dejar flotar libremente la cotización del billete verde, lo que podría encarecer el descanso de verano.

A la par, hay muchos argentinos que utilizan los agujeros del sistema para cobrar en dólares algunos servicios que deberían cancelarse en pesos. Por ejemplo, hay dueños de propiedades en Cariló que cobran los alquileres con el servicio PayPal. A los dueños les conviene esta plataforma porque reciben los dólares en una cuenta en el exterior. El locatario paga en pesos y el 35% de retención de la AFIP lo descuenta del Impuesto a las Ganancias.

A la par, el turismo interno también provoca la salida de dólares. Por ejemplo, quien reserva un alojamiento en sitios como Booking deben abonar una comisión que se gira al exterior en concepto de turismo, pese a que el hospedaje se encuentre en Mendoza, Mar del Plata o Tierra del Fuego.