Por la inminencia de los festivos y la falta de avance en la multimillonaria negociación buitre, muchos ahorristas se acercaron a las cuevas para comprar dólares. Sin embargo, cambistas informales admitieron a ámbito.com que los volúmenes son menores a los del año pasado por el acceso al dólar ahorro, habilitado desde enero.

Los diez centavos que aumentó el tipo de cambio marginal o dólar blue en la jornada y los treinta centavos de la semana estuvieron explicados por los viajes que realizarán argentinos en el exterior en los próximos días. “Esta es una época en que los turistas se acercan para hacerse de billetes antes de sus vacaciones, por eso tenemos más cantidad de operaciones”, explicaron desde una cueva.

Los aguinaldos ya cobrados por la mayoría de los trabajadores suelen destinarse a inversión, por lo que significan más pesos que se intercambian por billetes verdes en las cuevas en estos días.

A esto se le suma la razón buitre para la compra desde inicios de mes, cuando debían pagarse los intereses de los Discount a las cuentas de los acreedores en Estados Unidos. La incertidumbre por la negociación entre la delegación argentina y los “holdouts” genera expectativas negativas y promueve una modificación de las carteras en pos de mayor liquidez, como lo son los dólares cantantes y sonantes.

“Nosotros recomendamos tener activos dolarizados y de poco riesgo ante las posibles situaciones que pueden presentarse en la disputa con los fondos buitre; apostar fuerte a algún escenario sería timbear”, dijo cauteloso un operador bursátil que prefirió guardar el anonimato.

Sin embargo, la idea oficial del acceso a las divisas para el atesoramiento desde enero busca aplacar las compras informales. Y, de hecho, cumple en parte su función. “Es cierto que tenemos más transacciones, pero no se comparan con las de julio del año pasado, cuando no existía el dólar ahorro; aunque con las nuevas restricciones que le interpuso la AFIP a los monotributistas son varios los que no se hubieran acercado y hoy lo hicieron”, sinceró un operador.

El 8 de julio Ámbito Financiero detalló que un gran número de monotributistas fueron abruptamente recluidos del sistema de compras de divisas. La respuesta que le dio a quienes antes podían acceder a los billetes legalmente y ahora no es que “en función de los parámetros cuantitativos establecidos por la comunicación 5526 del Banco Central, sus ingresos no superan el último año los mínimos establecidos”. Este problema, sin embargo, irrumpió este mes y no en los seis previos, cuando esos trabajadores independientes sí pudieron adquirir dólares para ahorro.