A la menor liquidación de los exportadores se sumó la presión de las entidades que le compran dólares al BCRA para paliar las necesidades de sus clientes. Eso explica las ventas de la entidad que en las últimas siete ruedas vendió casi u$s400 millones

No es un secreto que la liquidación de dólares de los exportadores está en caída. Eso presiona al mercado cambiario por la menor oferta de divisas. Pero, a esta realidad, lo que estuvo ocurriendo en los últimos días es otro factor que complica la performance del Banco Central en el mercado: la mayor demanda de dólar ahorro. Esto tiene que ver con los pedidos de compra de dólares que los bancos comerciales están haciendo en el mercado de cambios (MULC) al BCRA, con la finalidad de cumplir con la demanda de sus clientes por el dólar oficial.

La mesa de dinero del Central está siendo atacada por dos frentes: los pedidos de dólares de los importadores se suma ahora a los bancos que solicitan billetes verdes en el circuito mayorista para afrontar los mayores pedidos de dólar ahorro de los minoristas. Esta doble presión explica que el BCRA termine con un saldo vendedor en el mercado de cambios hace siete ruedas consecutivas. Lleva vendidos 375 millones de dólares.

La presión por el dólar ahorro, que toca nuevos récords por las expectativas de una devaluación post electoral y la mejora salarial -en términos nominales- post paritarias (que levantó un poco el monto que podía comprar cada persona con su sueldo), vino para quedarse.

Y los bancos ya no tienen su posición en dólares tan cómoda como antes. Algunos se quejan de que el BCRA en septiembre del año pasado, y por segunda vez en el año, obligó a las entidades a reducir la posición en divisas (efectivo, títulos o contratos de futuros cambiarios) que pueden mantener en sus carteras.

De esta manera, serruchó la posición global neta del 30% al 20% de la responsabilidad patrimonial computable (RPC). Este límite aplica tanto para tenencia de moneda extranjera como para títulos denominados en moneda extranjera, incluyendo contratos a futuro. La medida había sido motivada para bajar el precio del dólar en el circuito informal debido a que hubo una venta masiva de instrumentos dolarizados que los bancos tuvieron que realizar a manos del Central.

Falta dólar billete en los bancos

“Ahora con menos tenencia de dólares y ante la mayor demanda del público, tenemos que salir a comprar billetes de dólar en el mayorista. Es lo que pasa cuando está la dolarización de carteras tan fuerte como ahora”, confesó un banquero.

“Muchos bancos tienen la necesidad de efectivo porque la gente prefiere retirar los dólares y pagar el 20% de impuesto en lugar de dejarlo 365 días sin el gravamen de la AFIP. Y se llevan hasta las monedas si las hubieran…”, relataron de otra entidad.

Lo cierto es que el dólar ahorro ya insume dos días de este mes u$s210 millones mientras que en todo agosto del año pasado se fueron por esta vía u$s260 millones. Muestra la magnitud de la demanda por el billete verde en época preelectoral.