Existe consenso en el mercado que el Gobierno mantendrá el actual esquema devaluatorio hasta el fin de su mandato, pero éste se alteraría posteriormente generando un salto en la cotización del dólar oficial.

Por microdevaluaciones del Banco Central, el dólar llegaría esta semana a $9 El Gobierno ya disfruta de paz cambiaria: ¿pudo finalmente ganarle al dólar luego de tanto batallar?

Vuelve el “efecto canuto”: los particulares y empresas toman recaudos ante la eventual unificación del dólar
El mercado descuenta que el Gobierno está en condiciones de mantener controlado el dólar oficial hasta abandonar el poder. Esa casi certeza surge de la cotización de contratos de tipo de cambio a futuro, tanto los que operan en el mercado nacional como en el internacional.

Pero esa definición se convierte en incertidumbre a partir de diciembre, pues la historia podría cambiar drásticamente: los inversores esperan una aceleración en la cotización de la divisa desde niveles del 1,5% mensual en promedio a casi 5% o 6% mensual.
Según Ambito Financiero, este comportamiento del dólar oficial sería compatible con la idea de una unificación cambiaria paulatina, donde el dólar oficial y el paralelo deberían tender a encontrarse hasta que desaparezca la brecha cambiaria.

Los contratos a futuro del dólar contra el peso que cotizan en Nueva York, o NDF (Non Delivery Forward) arrojan varias conclusiones interesantes sobre lo que esperan los inversores respecto del comportamiento del tipo de cambio. Éstos son algunos puntos relevantes:

•A fin de noviembre, el dólar oficial finalizaría en torno a $9,85, no muy lejos del nivel de $9,70 que vaticinó hace un par de semanas el economista Miguel Bein, uno de los principales asesores de Daniel Scioli.
•Esta evolución se condice con un incremento mensual de entre el 1,5% y el 2% hasta las elecciones, es decir, una leve aceleración en relación con lo sucedido en los primeros meses del año. Pero el panorama cambia drásticamente a partir de diciembre, cuando se acelera en forma dramática la tendencia alcista de la cotización del dólar oficial. Para fin de año pasaría a $10,45 y en febrero de 2016 a $11. Para mayo de 2016 el dólar oficial cotizaría a $12,90.
•Estos valores contrastan con los futuros del dólar que surgen del Rofex, donde la tasa implícita de devaluación se ubica en niveles cercanos al 26% o el 27% anual contra casi el 45% que surge del NDF. Por lo tanto, habría un importante “subsidio” para aquellos que compran contratos a futuro en el mercado local. Como se trata de contratos que se pagan con una compensación, si el dólar está por encima del valor que figura en el mismo, entonces el comprador de dicho contrato terminará cobrando la diferencia. De lo contrario deberá pagar al vendedor.

Un informe elaborado por la consultora Quantum Finanzas, que dirige Daniel Marx, indicó que “el salto inicial en la tasa de devaluación a 5%-6%, aunque de magnitud, estaría lejos de un cambio en el esquema cambiario actual. Simplemente porque tanto en un esquema de unificación como de desdoblamiento, la corrección del tipo de cambio libre o financiero se esperaría que fuese muy superior”