Lo anunció el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli. Puso un nuevo piso para los plazos fijos, que arrancarán en 25,6%.

En medio del recalentamiento del dólar blue en los últimos días y con ventas récord de dólar ahorro, el Banco Central decidió subir las tasas de los plazos fijos para quitarle presión a la demanda de la divisas. La decisión la tomó hoy el directorio del Banco Central y fue anunciada esta noche por Alejandro Vanoli, titular de la entidad.

Vanoli anunció que el Gobierno tomará “tres o cuatro medidas”. Por un lado, fijará un nuevo piso para las tasas de interés de los plazos fijos. A partir del lunes, llegarán hasta el 26,2 %, en el caso de depósitos hasta 90 días.

Además, aumentó de 350.000 a un millón de pesos el piso de los depósitos que podrán entrar en la nueva tasa mínima garantizada. Y, en tercer lugar, se ampliará la posibilidad de acceder a esa tasa a las personas jurídicas, es decir las empresas.

“Con esta nueva medida, los rendimientos de los depósitos se elevarán entre 1 y 2,1 puntos porcentuales, para personas físicas, de acuerdo al plazo, y entre 4,7 y 7,6 puntos porcentuales en el caso de personas jurídicas”, indicó el Banco Central en un comunicado.

Adicionalmente, Vanoli sostuvo que “subirán las tasas de pases pasivos para amortiguar alzas en el mercado interbancario”. Los pases pasivos se ubicarán en 18% a 1 día y 20% a 7 días y pases activos serán de 23% a 1 días, de 24% a 7 días y de 26% a 60 días.

De esta manera, se alineó el corredor de tasas de interés adecuándolo con la estructura de tasas de interés del mercado y se contribuyó a seguir profundizando la estabilidad financiera preservando el equilibrio entre los factores de oferta y demanda de dinero.