El valor del euro reconquistó ayer el nivel de los 1,13 dólares tras subir más de un 1,3% durante la jornada, algo que no ocurría desde el pasado 25 de febrero. El dólar se convirtió en la divisa más bajista del día, cerrando en rojo en los 10 principales cruces por negociación que monitoriza Bloomberg.

La caída del dólar se produjo principalmente por los malos datos económicos que presentó ayer Estados Unidos y que se unen a los de los últimos días, como el déficit comercial de abril, que superó en 15.000 millones al publicado en marzo. El evento más importante de la sesión fue la publicación del cambio de empleo privado no agrícola de abril.

El consenso de mercado esperaba un fuerte ritmo de creación de nuevos puestos de trabajo, hasta los 200.000 empleos, sin embargo, el dato final se quedó en los 169.000 trabajadores, esto es, 31.000 menos de los estimados. Esta recuperación más lenta del mercado laboral llevó a los inversores a valorar un posible retraso en la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal (Fed), a la espera de conocer el informe oficial de empleo de abril, que se publica mañana.

Sin embargo, Janet Yellen, presidenta de la Fed, aseguró ayer en un discurso en Washington que los tipos de interés a largo plazo se encuentran en un nivel muy bajo y añadió que “podríamos ver un fuerte salto en las tipos”.

Además, los miembros del Comité de la entidad predicen que la primera subida de los tipos desde 2006 se producirá este mismo año 2015.