Los préstamos en dólares a privados sumaron u$s 6240 millones el año pasado y acumularon una variación anual de 215%. Las líneas en pesos crecieron 17%

Según el informe monetario mensual del Banco Central (BCRA), los préstamos en moneda extranjera al sector privado acumularon un crecimiento de 215% el año pasado, ya que sumaron u$s 6240 millones para alcanzar un stock de u$s 9.150 millones.

La buena performance de las líneas en dólares contrastó con el desempeño de los préstamos en pesos, que solamente avanzaron un 17% entre diciembre de 2015 (cuando acumulaban $ 755.425 millones) e igual mes de 2016 (totalizaron $ 886.531 millones).

Aunque el dato de los préstamos en dólares incluye a los otorgados a través de tarjetas de crédito y el financiamiento mediante otras líneas en moneda extranjera, el BCRA atribuyó el incremento a los documentos en dólares a sola firma, explicados por las prefinanciaciones de exportaciones. En diciembre, puntualmente, el BCRA informó que “los préstamos en moneda extranjera al sector privado presentaron un aumento mensual de 2,9% (u$s 260 millones)”.

Ese crecimiento tuvo como correlato el aumento de los depósitos privados en dólares, que alcanzaron los u$s 24.450 millones a fin de 2016. Guillermo Barbero, socio de la consultora First, explicó: “La liberación del cepo y la posibilidad de comprar dólares, sumados al blanqueo, hicieron crecer los depósitos. Además, antes, cuando se ingresaban dólares, había que liquidarlos en pesos; ahora, hay más tiempo para hacer la operación y hasta se puede mantener los dólares”.

Como indicó Barbero, el blanqueo de capitales hizo un gran aporte, ya que en el último mes del año pasado las colocaciones en dólares del sector privado aumentaron u$s 1700 millones, “hasta alcanzar un saldo de u$s 22.450 millones al término de diciembre, el mayor nivel desde comienzos de 2002”, señaló el BCRA.

Guillermo Barbero aportó sus propios saldos de préstamos en dólares durante 2016 (cerrados al 30/12, a partir de datos del BCRA) discriminados por segmento: “Las líneas comerciales totalizaron u$s 7200 millones; los préstamos hipotecarios sumaron u$s 141 millones; los prendarios, quedaron en u$s 125 millones; las tarjetas de crédito, financiaron u$s 442 millones; y u$s 1161 fueron otros préstamos”. Y agregó: “Es importante el crecimiento que están teniendo los préstamos hipotecarios y prendarios en dólares ya que ambos crecieron cerca del 20% mensual en el trimestre. Si bien siguen siendo valores chicos, es una evolución importante”.

El Cronista se comunicó con entidades bancarias que afirmaron haber tenido un importante crecimiento durante 2016 en los préstamos en dólares. Funcionarios de ICBC, por ejemplo, comentaron que el otorgamiento de sus líneas en moneda extranjera el año pasado más que duplicó a las adjudicaciones de 2015. En HSBC, en tanto, destacaron la performance de los créditos para empresas en moneda extranjera: “Se vio mucho movimiento en el primer semestre, por la expectativa de devaluación. Las tasas bajaron mucho en dólares y los exportadores prefirieron endeudarse en dólares en lugar de hacerlo en pesos. En el caso de HSBC, sacamos una línea en dólares con Hong Kong para financiar a los importadores que tuvo mucho éxito y que se va a extender en 2017”.

Por su parte, Germán D’Attellis, gerente de productos de la banca mayorista de Banco Galicia, confirmó la tendencia marcada por el BCRA: “El crecimiento de cartera del saldo financiado en dólares registrado durante el año 2016, fue del 371%. En Banco Galicia estamos superando ampliamente el crecimiento del sistema ya que, por cada u$s 1 financiado por el sistema, el Galicia financió u$s 1,72, es decir, setenta y dos centavos adicionales. Este crecimiento va de la mano de la política de flexibilización que el BCRA encaró a comienzos del 2016 para para que las empresas puedan endeudarse en dólares y por otro lado, la previsibilidad cambiaria también llevó a un crecimiento fuerte de los depósitos en dólares”.