Quienes operaron con carry trade vieron aumentada su ganancia en dólares en el año y las altas tasas le dejan el camino despejado a la bicicleta financiera

El carry trade o bicicleta financiera como se lo conoce localmente rindió un 10% en dólares en lo que va del año y las altas tasas le dejan el camino despejado

Sturzenegger ya dio señales de rendimientos en pesos que se mantendrán elevados por un tiempo. En la City decodificaron el mensaje y renuevan sus preferencias por las Lebac, en el marco de un tipo de cambio estable. Muchos inversores lograron quintuplicar la renta de un plazo fijo en dólares

En estos últimos días, Federico Sturzenegger confirmó lo que inversores estaban esperando: que el ciclo de tasas altas se mantendrá durante un buen tiempo, ya que la inflación aún no da muestras de bajar a los niveles que el funcionario espera.

Así, las afirmaciones del número uno del Central sirvieron para despejarle las dudas acerca de si conviene o no seguir apostando por activos en pesos que pagan altos intereses en moneda local. Entre ellos, las ultraconocidas Lebac.

Ganancia en dólares de la mano de la bicicleta financiera

En la City decodificaron rápido este mensaje: el carry trade, o “bicicleta financiera” en su traducción porteña, seguirá deparando buenas noticias.

Este mecanismo consiste en desarmar posiciones en una determinada divisa, pasarse a otra que ofrece un mayor rendimiento y, con lo obtenido, recomprar más de la primera.

Se esperaba que el Central iniciara un proceso de baja de los tipos de interés. Pero lo cierto es que esto no ha ocurrido ni parece que vaya a suceder en lo inmediato.

Tal es así que la entidad mantiene en 26,25% la de referencia del mercado (la de pases), mientras interviene en el circuito secundario de Lebac para acompañar ese costo financiero.

Así, Sturzenegger se asegura que la tasa (su herramienta predilecta para hacer política monetaria) ejerza marcada influencia sobre el resto de las variables.

Los consultores más experimentados de la City, entre ellos Miguel Kiguel, creían que el funcionario iba a comenzar a reducir el costo del dinero a partir de septiembre.

Al ver que este proceso se dilata, varios de ellos han comenzado a pensar que el Banco Central les “está corriendo el arco”.

¿Hasta cuándo? En base a los dichos del funcionario sobre “tolerancia cero” a un eventual repunte de la inflación, vaticinan que recién en noviembre puede haber novedades.

Kiguel, en tanto, cree que el Banco Central bajará la tasa hacia fin de año, para dejar “estacionada” la de referencia en 24,75%.

En lo que sí no hay dudas es que quienes han venido apostando por las Lebac cosecharon buenos frutos a durante 2017.

La ganancia en dólares, contante y sonante, obtenida por aquellos que adquirieron letras del BCRA a inicios de año es de un nada despreciable 9,8%, según cálculos de MB Inversiones.

Esto se desprende del repunte de las Lebac (20%) menos la devaluación del peso contra el dólar (9,3%).

Del recorrido de esas dos variables surge precisamente el rendimiento logrado por quienes volcaron parte de su capital a estos títulos emitidos en Reconquista 266.

De todos modos, el camino transitado hasta aquí por quienes pedalean la “bicicleta financiera” no estuvo fue exento de altibajos:

  • Del 17 de mayo al 21 de junio: por la crisis política en Brasil, los inversores que habían comprado perdieron 2% (producto del alza del dólar en la Argentina)
  • Fines de junio al 19 de julio: quienes apostaron por las tasas en pesos terminaron con un rojo de casi 4% (por la devaluación previa a las PASO)
  • En septiembre: la apuesta por activos en moneda local también quedó corta frente a la suba del dólar. Así, la pérdida fue del 0,4%