Expectativas por las tasas, poca oferta y demanda empresaria, entre las razones que responderían a la suba del dólar en Argentina

El dólar lleva tres días de suba y ayer batió un nuevo récord al tocar los $ 19,65, por encima de los $ 19,46 del 29 de diciembre pasado, su último máximo.

Según los analistas, la suba se explica por varias razones, pero principalmente por la expectativa acerca de la decisión del Banco Central, que hoy debe definir si mantiene o vuelve a reducir la tasa de política monetaria. Así, los inversores -que prevén que las tasas seguirán bajando- desarman su cartera de pesos y se dolarizan.

Este movimiento se produce en un momento en que no hay una gran oferta de divisas en el mercado, lo que hace que la suba de la demanda impulse el precio.

La demanda está motorizada, además, por las necesidades de las empresas que necesitan cancelar importaciones y girar dividendos. Y también por la suba de tasas en Estados Unidos, que cada vez que se produce genera una salida de fondos de inversores que prefieren horizontes más seguros.

Por otra parte, los operadores sostienen que se agregó como factor de nerviosismo el final del acuerdo de interconexión entre el ByMA y el Rofex, que afectó los negocios de ambos mercados.

“El mercado está buscando un nuevo nivel, seguramente tendremos fluctuaciones y alta volatilidad”, sostuvo Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. En el mes, la divisa sube 3,85%.

Sobre el nuevo techo que tendrá el dólar, el especialista cree que “hay que esperar unos días pero nos estamos acercando”.