Son argentinos, vieron el negocio en el “dólar amigo” y con su casa de cambio online tienen la tarifa más barata del mercado

La economía argentina finalizó el 2018 exhibiendo una inflación anual del 47,6%, la más alta desde 1991. La devaluación del peso durante el año también fue significativa: el dólar saltó de $ 18 en enero a casi $ 40 a fin de año. El recrudecimiento de estas variables –recurrentes en la historia económica del país–alimentó el siempre vigente apetito por el dólar, refugio por excelencia de los argentinos ante períodos de crisis económicas.

Ante ese escenario, que se tradujo en una fuga de capitales récord –u$s 27.230 millones entre enero y diciembre de 2018–), fue que cuatro emprendedores decidieron, a principios de año, crear Tienda Dólar, una fintech que se inspiró en el modelo Amazon para diseñar una plataforma de compra-venta de dólares que beneficiara a todas las partes. ¿Cómo? Reduciendo el spread que ofrecen los bancos.

“Empezamos con el armado de la empresa en enero de este año, y la plataforma comenzó a operar en mayo. La idea surge de ver que los bancos tenían los spreads muy elevados, y en el momento en que se abrió el juego para que nuevas empresas pudieran hacer operaciones de cambio se nos ocurrió ofrecer el servicio”, dice Martin Nagelberg, uno de los fundadores de la firma.

Desde entonces, la plataforma fue creciendo y hoy ya cuenta con 10.000 usuarios que la utilizan para la compra y venta de divisas. Desde la compañía creen que este crecimiento no se debe sólo a que, según expresan, ofrecen “los precios más competitivos del mercado”. También identifican otros dos diferenciales: el customer service y la velocidad para las transacciones.

“Siempre nos gustó mucho Amazon. Ellos tuvieron éxito en base de su gran customer service, que es el mejor del mundo. Así que nos concentramos mucho en eso. Y la gente lo valora porque estamos todo el día conectados y ante cualquier problema se lo resolvemos al instante. Los teléfonos que figuran en la página son directamente los nuestros, así que estamos todo el día respondiendo problemas, consultas y todo lo que pueda surgir para para que se queden contentos y tranquilos, porque a fin de cuentas manejamos plata, y la gente necesita confianza”, dice Nagelberg. Y respecto a la velocidad, el emprendedor dice que “toda la operatoria lleva como máximo 15 minutos”.

Cómo funciona la Casa de Cambio Online Tienda Dólar

Desde Tienda Dólar explican que toda la operatoria puede resumirse en tres simples pasos.

“Si querés comprar dólares, por ejemplo, lo primero que tenés que hacer es acreditar dinero en tu cuenta de Tienda Dólar. Se hace una transferencia bancaria –puede hacerse vía homebanking–, a un CBU que está indicado en la página. Al cabo de 5 minutos, esos pesos se acreditan y ya los podés ver en tu balance de Tienda Dólar.

El segundo paso es ingresar cuántos dólares querés comprar y confirmar la operación, y de forma instantánea se transforman los pesos en dólares. Entonces pasas a ver en tu balance el saldo en dólares. Una vez realizado este segundo paso, podés conservar ese saldo en tu cuenta de Tienda Dólar o retirarlo.

En caso de que quieras retirarlo, el tercer y último paso es ingresar tu CBU de una caja de ahorro en dólares, y cuando el sistema compruebe que te pertenece, se hace click en retirar. Los retiros pueden ser parciales, es decir de un monto determinado, o de todo el monto. Y unos segundos después, tenes el dinero en tu cuenta del banco acreditado”, explica Nagelberg.

Por el momento, aclaran desde Tienda Dólar, el retiro de dinero es siempre por esta vía. Pero adelantan que tienen proyectado incluir la posibilidad de hacer retiros del dinero físico en un futuro.

Orderbook: la nueva apuesta

En su objetivo de continuar creciendo, los creadores de Tienda Dólar lanzaron, el 6 de septiembre último, un espacio virtual dentro de su plataforma que cruce a compradores con vendedores de dólares. El “orderbook” busca recrear una suerte de punto de encuentro, en dónde los usuarios puedan comprar y vender dólares a precios convenidos entre ellos.

“El order book, que en la página figura como cambio avanzado, busca replicar lo que sucede en la vida: si una persona quiere comprar dólares, lo que probablemente haga es buscar una persona que venda, así parten la diferencia respecto a las puntas de compra-venta que existen en los bancos. Es decir, si el spread del banco es 56 a 58, los dos cambian a 57 y ganan los dos, o no pierde ninguno”, dice Nagelberg. “Sería un Mercado Libre de divisas”, resume.

La clave de este espacio, especifican desde la firma, es que cada usuario decide a qué precio comprar o vender. “Pongamos que yo quiero comprar u$s 1000 y estoy dispuesto a pagar hasta $ 57. Entonces creo la orden y queda ahí esperando a que aparezca alguien del otro lado que quiera vender y que el precio sirva para matchear esa orden. Porque el que compra determina el precio máximo que quiere pagar, y el que vende determina el precio mínimo. Ahí el sistema hace un barrido y en la intersección hace el matcheo”, aclara el emprendedor.

La comisión de Tienda Dólar, dicen desde la firma, es de un máximo de 0,5%. Sin embargo, aclaran que ésta puede variar dependiendo del precio al que se realice la operación –no de los montos–. Es decir, si el precio convenido se acerca mucho a alguna de las puntas, Tienda Dólar reduce su comisión para que ninguna de las partes se vea afectada y pierda en la transacción.

Desde su lanzamiento, ya se realizaron 903 operaciones por u$s 177.000, a un dólar promedio de $ 58,2.