Con el arranque de los mercados en el día de hoy 26/12 hizo su debut el llamado “dólar solidario”. Sepa cuánto se encarecen el atesoramiento, el turismo y el entretenimiento

Con la entrada en vigencia a partir del lunes por la tarde de la Ley de Emergencia Económica sancionada por el Congreso, hoy comienza a implementarse el 30% extra. En el mercado advierten por una escalada del dólar libre

Si bien el control de cambios permite a las personas físicas hacerse de hasta USD 200 mensuales, aquellos ahorristas que ya hayan adquirido en diciembre el tope permitido tendrán que esperar a enero para volver a comprar la divisa que, si cotiza a $63, ahora se paga $82 –un 30% más– como consecuencia del nuevo impuesto.

Una suma que el lunes, para quienes aún no habían hecho uso de su cupo mensual, equivalía a $12.600 y que desde hoy representará un desembolso de $16.380, es decir $3.780 extra. Cabe destacar que el recargo se aplicará tanto a las compras para atesoramiento como a las realizadas para viajes al exterior o en operaciones con tarjeta de crédito.

En tanto, las compras en el mercado mayorista y de comercio exterior tampoco serán objeto de este nuevo recargo, razón que invocan los funcionarios del gobierno para intentar convencer a la población y a los agentes económicos de que esta devaluación encubierta bajo la figura de los tipos de cambio múltiples no debería tener impacto inflacionario.

En ese marco, el mercado seguirá de cerca lo que pase con el dólar libre, que el lunes cerró a $76,75 y antes las restricciones cambiarias se convirtió en un tipo de cambio en franco ascenso.

Confirmado el impuesto de 30% a la demanda para ahorro, además del turismo y consumos con tarjeta efectuados en el exterior, el horizonte del dólar ilegal parece no tener techo inmediato. Si bien la brecha con el oficial es del 21,8%, se espera que aumente en las próximas ruedas y que le sume presión a la inflación ya que los empresarios suelen tomar la cotización del dólar libre como referencia para los precios bajo el argumento de que la cotización que refleja es la que debería tener el oficial si no hubiera restricciones cambiarias.

Analistas ya advirtieron que la presión sobre el dólar informal puede ser todavía mayor si se decide extender el recargo a otras operaciones, como las del dólar contado con liquidación o el bolsa, algo que el Gobierno desestimó por el momento.

Las tasas de Bienes Personales se podrían duplicar en el caso de activos radicados en el exterior, si lo dispone el Ejecutivo, pero en ese caso se las reducirá al nivel original si esos activos son repatriados
“Lo primero que uno puede esperar para hoy es que el dólar libre siga subiendo. No es sostenible en el tiempo un dólar libre por debajo del oficial. Y si bien el oficial cotiza a 63 pesos, para comprarlo tenés que desembolsar 82 pesos por el impuesto del 30%. En realidad esto lo que hace es ponerle un piso al dólar ilegal”, analizó el operador Christian Buteler en declaraciones a Infobae.

Por su parte, Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio, dijo que no espera que pase nada muy distinto a lo que se vio en las últimas ruedas del mercado de cambios “hasta fin de año por lo menos”. “Los efectos de la puesta en vigencia de la ley seguramente se irán viendo con el tiempo. A partir de enero tendremos in panorama más claro seguramente”, consideró.

Alternativas para evitar el impuesto del 30 por ciento

Una posibilidad para aquellas personas que quieran atesorar dólares sin pagar el impuesto del 30% es conseguir la moneda extranjera a través del dólar Bolsa o dólar MEP, aunque la operatoria requiere tener una cuenta comitente en un banco o “bróker” para, de esa manera, comprar un bono en pesos (el más líquido es el Bonar 2024) y luego venderlo en dólares en el mismo momento. En consecuencia, se accede a un dólar de $72. Una vez realizada la maniobra que, vale aclarar, es legal, el ahorrista puede transferir esas divisas a una cuenta en el banco y hacer frente tanto al pago en moneda extranjera de una tarjeta de crédito o atesorar la plata.

Una operación con bonos permite acceder al dólar MEP, a un precio más bajo que el “solidario”

Luego de la publicación de la Ley de Solidaridad, el lunes por la tarde en el Boletín Oficial, las agencias de viajes y turismo comenzaron a cobrar el impuesto del 30% para la venta de pasajes al exterior y servicios en dólares. En las primeras horas del día hubo mucha incertidumbre sobre si correspondía o no cobrar el impuesto antes de su oficialización y si podía o no reclamarse ese incremento una vez concluida la compra.

La ley impone un recargo que ya está vigente y es del 30% sobre el precio de servicios de transporte (micros, aviones, barcos) con destino fuera del país siempre que para cancelar la operación la empresa tenga que acceder al mercado libre y único de cambios para adquirir los dólares necesarios para cancelar la operación.

No obstante, los pasajes al exterior comprados en empresas como Aerolíneas Argentinas, que no requieren dólares para cancelar la compra, quedan excluidos del impuesto. El impuesto se aplica también a los servicios contratados en el exterior (hoteles, transporte, paquetes) que se reservan a través de agencias de viaje y turismo (mayoristas y minoristas). Asimismo, el recargo a los pasajes (aéreos, terrestres o por vía acuática) se aplicará sobre su precio, neto de impuestos y tasas, de cada operación.

En otro orden, los alquileres temporarios a través de plataformas internacionales, del tipo Airbnb, están incluidos en el impuesto en el caso de que el pago sea procesado por una empresa fuera del país o que los valores de las propiedades estén expresados en dólares. En el caso puntual de Airbnb, incluso los alquileres dentro de la Argentina están en moneda estadounidense. Sin embargo, algunas plataformas que permiten el pago en efectivo directamente al dueño de la propiedad alquilada no tendrían que pagar el recargo del 30%.

Dólar Gamer

Los gamers argentinos ya comenzaron a ver el impacto del nuevo precio del dólar. Al impuesto del 30% que se aplica a las compras y consumo de servicios en dólares también deben sumar el 21% de IVA que pagan los servicios digitales o aplicaciones que se pagan en dólares —aunque en las plataformas pueda verse su valor en pesos— como PlayStation Plus, PS Store, Nintendo Shop, Xbox Game Pass o Steam.

Entre los usuarios, ya hablan del “dólar gamer”, que cotiza cerca de los $100, ya que al dólar oficial de $63 se suma luego el 21% del IVA más el 30% del nuevo impuesto. A pesar de que muchas de estas plataformas tienen sus precios expresados en pesos se trata de una conversión con respecto al dólar, a lo que ahora se suman los impuestos. Una de las dudas de los gamers era si el recargo del 30% se pagaba sobre el precio original sin IVA o sobre el precio luego de la aplicación del impuesto.