La primera cuota es en agosto. Se trata de la devolución de lo retenido por dólar ahorro y turista. Rige para los que no pagaban impuesto a las Ganancias durante el año pasado

El titular de la AFIP, Alberto Abad, en una presentación ante la prensa. (DYN) El titular de la AFIP, Alberto Abad, en una presentación ante la prensa. (DYN)
A principio de año, fue el turno de los que pagaban el impuesto a las Ganancias. Después, llegó el momento de pagar las retenciones pendientes: la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) decidió hacer las devoluciones a los que no habían podido pedirlas entre 2012 y 2014 porque eran autónomos, monotributistas o trabajaban en relación de dependencia pero no abonaban el tributo.

Ahora comenzó la tercera etapa. El segundo grupo -que no pagaba impuesto a las Ganancias- comenzó a recibir en los primeros días de agosto el visto bueno por las devoluciones por compra de dólar ahorro y/o turista durante 2015, en referencia a las divisas adquiridas para atesoramiento y gastos efectuados en el exterior entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año pasado.

“Estado: aprobado. En proceso de devolución en cuotas” fue el mensaje que empezaron a leer algunos contribuyentes en la web.

Según confirmaron fuentes del organismo a Infobae, la primera cuota se acreditará en las respectivas cajas de ahorro durante este mes, bajo las condiciones de que hayan hecho el pedido formal en la web del organismo y que no tengan deudas con el fisco.

La metodología para este grupo de contribuyentes se mantiene. Las retenciones se devolverán en hasta seis cuotas de hasta $6.000 cada una. Si un contribuyente reclamó menos que ese monto, recibirá directamente el dinero en la primera cuota.

Si reclamó, por ejemplo, $.8000 pesos en total, recibirá $6.000 pesos en la primera cuota y $2.000 en la segunda, en el mes de septiembre. En cambio, si el reclamo es superior a $36.000 ($6.000 por seis), recibirá cinco cuotas de $6.000, y el saldo será depositado en la sexta cuota.

Hasta el cambio de Gobierno, el organismo retuvo las compras de dólar ahorro (20% sobre el valor del oficial) y turista (35% sobre el oficial) desde 2012 a 2015 para aquellos que no estaban alcanzados por el impuesto a las Ganancias, pues estaba considerado como un adelanto del gravamen.

Si no se podía descontar las retenciones por este impuesto, los contribuyentes podían iniciar un trámite para reclamar la devolución, pero finalmente nunca se concretaba. El organismo que hoy conduce Alberto Abad decidió retrotraer las devoluciones, y se calcula tendrá un costo fiscal de $2.000 millones en total.