El Dólar hoy en Argentina vs inversiones en pesos: el último mes terminó como había empezado, con una rotunda preponderancia de las inversiones en moneda local

El atesoramiento de divisas no fue una buena opción para el ahorro de corto plazo El atesoramiento de divisas no fue una buena opción para el ahorro de corto plazo
El billete norteamericano y los bonos fueron los grandes perdedores del último día de agosto. En el mes tuvieron alzas irrelevantes que se diluyeron porque el billete perdió 9 centavos en ese lapso. Las colocaciones de pesos a plazo fijo les ganaron por lejos con rendimientos superiores a 2 por ciento.

La oferta de divisas se prolongó porque las empresas prefirieron desprenderse de los dólares antes de tomar deudas en pesos. La economía prácticamente se está manejando al contado o con cheques diferidos. El tema es no pagar tasas de interés.

En agosto el rendimiento de un plazo fijo habría duplicado a la inflación del mes
Además, el mundo sigue un curso desfavorable. La destitución de Dilma Rousseff hizo caer 1,1% a la Bolsa de San Pablo. También bajó fuerte el crudo (3,6%). La soja perdió 0,5% y a lo largo del mes su cotización se redujo en 7 por ciento.

En medio de esta economía real, florece el mercado financiero. Se emitieron Letras en dólares que hicieron que la divisa norteamericana continuara perdiendo terreno porque es más conveniente refugiarse en estos títulos por la conveniente tasa que pagan a corto plazo (3,5% anual).

Por eso el dólar “hoy”, el que compra el público en bancos y casas de cambio, tuvo una decidida baja de 13 centavos, a $15,16 por unidad. De esta manera se terminó un rally de alzas de 5 ruedas.

A su vez, el dólar mayorista, el mercado que le interesa al Banco Central porque por allí pasan exportaciones e importaciones y giro e ingreso de capitales, tuvo más negocios de lo habitual. Se operaron USD 355 millones. En la apertura, cotizó a $15,025, medio centavo por debajo del día anterior. Pero a las 11:30 apareció una fuerte oferta de billetes que lo hizo retroceder a 14,88 pesos. Sobre el final algunos compradores se animaron y lo llevaron a $14,936, casi 8 centavos menos que el martes.

En el mercado marginal, el “blue” cedió 8 centavos a $15,41. En agosto perdió 0,50 por ciento.

El dólar blue cayó 0,5% en un mes
Las empresas retiraron depósitos en dólares

Las reservas perdieron USD 284 millones y quedaron en USD 31.148 millones. La caída se explica por el retiro de depósitos en dólares de las empresas en las entidades financieras que hizo que bajen los efectivos mínimos que están en el Banco Central. Además, se perdieron USD 11 millones por la baja del oro y se pagaron USD 23 millones a organismos internacionales y USD 4 millones a Brasil.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), con escasos negocios por $2.058 millones, los bonos en dólares con legislación argentina fueron los grandes perdedores. El Bonar X, que vence en 2017, dejó 0,65% en el camino. El Bonar 2024, perdió 1 por ciento.

El Discount que indexa por el costo de vida quedó sin cambios. En el mes, perdió 2% de su valor. En julio había sido una de las mejores inversiones.
En la Bolsa, el clima fue negativo. El Merval, el indicador de las acciones líderes, perdió 1,40%. Los negocios siguen en rangos bajos. Esta vez se operaron 248 millones de pesos.

La baja del petróleo en el mundo hizo que Petrobras perdiera 2,93% e YPF, 1,31%. Como son las acciones de más alta ponderación, sellaron la suerte del Merval.

Petrobras y los bancos con alzas de alrededor de 5% fueron lo más destacado de agosto.

El dólar todavía no dio pruebas de que pueda sostenerse por encima de $15,20 por unidad

Expectativas para septiembre

Comienza otro mes sin que se vean señales de reactivación. El retroceso de la inflación es uno de los pocos objetivos que se está cumpliendo. No en vano, los inversores se están deshaciendo de los papeles que indexan por el costo de vida.

Si el mercado enviara mensajes, el actual es que el dólar va a seguir flotando y que todavía no dio pruebas de que pueda sostenerse demasiado tiempo por encima de los $15,20. A cuenta de esta tendencia, los que apuestan a las tasas renovaron sus plazos fijos.