Pese a que los depósitos mayoristas tienen más peso, tras el desarme de Lebac, se ve también un incipiente crecimiento de los depósitos de los minoristas . Durante la corrida cambiaria , los argentinos dejan los dólares en los bancos.

A diferencia de otros momentos de crisis, los argentinos compran dólares y los mantienen en los bancos. A la par de una suba del dólar que ya pegó un salto de casi 25% en lo que va del mes y alcanzó ayer los $34,50, los depósitos en dólares del sector privado crecieron u$s1000 millones desde el último día de julio.

Los billetes que duermen en las cajas de ahorro de los bancos saltaron u$s865 millones, hasta totalizar los u$s 21.273 millones al lunes pasado, según datos del Banco Central. Se trata de la suba mensual más significativa desde que empezó la volatilidad del tipo de cambio, a fines de abril pasado.

Si bien los grandes jugadores son los que más apetito mostraron por la moneda, las cajas de ahorro de los minoristas también se han engrosado a medida que la moneda estadounidense se calentó en la pizarra de los bancos.

En concreto, los depósitos de más de u$s1 millón subieron u$s 683 millones en el octavo mes del año y alcanzan los u$s3.645 millones. En tanto, los depósitos de ahorristas más pequeños se incrementaron en un 1% respecto del mes anterior y alcanzaron los u$s 17.628, según datos de la autoridad monetaria. El desarme de Lebac que propició el Gobierno a principios de mes, obligó a grandes fondos a dolarizar parte de ese excedente.

Con todo, pese a la locura de los últimos días, los números de agosto no muestran fuertes variaciones. Los minoristas que decidieron comprar dólares también eligieron colocarlos en un plazo fijo. Según datos de la consultora First, los plazos fijos de menos de un millón de dólares se incrementaron en 1,4%, al sumar u$s 66 millones en 18 días hábiles de agosto; mientras que estos instrumentos pero que superan la franja del millón de dólares, presentaron una caída de 1.8%.

Pero, los datos pueden servir también como termómetro para comprender cuál es el comportamiento del ahorrista. Así en mayo, cuando el dólar pegó un salto de 22% en lo que, hasta ese momento, era la mayor depreciación del peso en dos años y medio, las cajas de ahorro en dólares habían caído u$s 559 millones respecto al mes anterior. Similar tendencia habían presentado en ese momento los plazos fijos minoristas, que cerraron el quinto mes del año con una baja de u$s 157 millones.

“En ese momento, con la suba de tasas del Central, todavía estaba la percepción de que convenían las inversiones en pesos”, explicó un operador del mercado. La tendencia se revirtió al mes siguiente y las cajas de ahorro en dólares volvieron a crecer a un ritmo de u$s 590 millones mensuales y desde ese momento, se mantuvo al alza.

En un importante banco privado de capitales extranjeros están sorprendidos: dicen que la compra de dólares por los canales electrónicos es un boom y que nunca hubo tantos depósitos en cajas de ahorro como por estos días. En otra entidad, que núclea a un buen porcentaje de los asalariados del país, la situación es diferente: “La venta promedio diaria de dólares minoristas, en lo que va de agosto, es de menos de la mitad de la que tuvimos en meses como en junio y julio. En julio, por caso, la venta promedio diaria no había aumentado, teniendo en cuenta que se trata de un mes donde se cobra aguinaldo”, explicó una fuente de ese banco.

“Del otro lado de la película, hay una caída de los depósitos en pesos del sector privado, que están en el orden de los $10.000 millones. Y acá se ve una caída de $38.000 millones en las cajas de ahorros en pesos”, explicó Cristian Traut, Financial Advisor de First Capital Group.

“Quiere decir que nos encontramos frente a un proceso de dolarización. Esto puede ir en caída en el segmento minorista, por pérdida del poder adquisitivo. Pero eso se suma a la dolarización corporativa: acá tenemos carteras que se dolarizan automáticamente y rescates de fondos que van a parar a las cuentas vistas. Vemos una dolarización total tanto del sector corporativo como minorista”, añadió.