Por las compras del dólar ahorro y su posterior reventa en el blue, el billete informal cayó 3 centavos a $ 12,62, por lo que la bicicleta financiera del ‘puré’ sigue vigente, pese a que ya no es el gran negocio que fue. Se sumó que el dólar oficial subió a $ 9,02, en el marco de las microdevualuaciones que realiza el Banco Central

Por las compras del dólar ahorro y su posterior reventa en el blue, el billete informal cayó 3 centavos a $ 12,62, por lo que la bicicleta financiera del ‘puré’ sigue vigente, pese a que ya no es el gran negocio que fue. Se sumó que el dólar oficial subió a $ 9,02, en las microdevualuaciones que realiza el Banco Central, que traerá como consecuencia un nuevo aumento en el precio de la nafta.
Así, el dólar ahorro se colocó en los $ 10,82 y el dólar turista o tarjeta en los $ 12,18.
De esta forma, la brecha entre ambas cotizaciones se ubica en un 39,9%. La brecha no se encontraba por debajo del 40% desde el 13 de abril pasado, cuando el blue operaba en los $ 12,38 y el oficial operaba a $ 8,86.

El acortamiento de la diferencia entre ambas cotizaciones hizo que realizar el denominado ‘puré’ (vender el dólar que se compra a precio oficial en el mercado negro para hacerse de una diferencia) ya no resulte tan rentable como antes.
El contado con liquidación operaba a $ 11,68 y el dólar MEP o bolsa a $ 11,51.
El total operado durante la jornada fue de u$s 263 millones en el segmento contado, mientras que en futuros se alcanzaron los u$s 46 millones.
El inicio de junio marca la primera vez en el año que el blue no baja de precio en durante la primera semana de un mes. Quedó neutro pese a la oferta de u$s 196 millones que se vendieron de dólar ahorro en los primeros cinco días. Si se lo compara con el dólar cobertura, que ahora llega a $ 13,90, el paralelo se encuentra más de un peso retrasado. La demanda de ahorristas mermó, ya que gran parte volvió a ser plazofijistas en pesos.
En la City creen que los compradores aparecerán cuando el precio se mueva, y ahí se acelerará la cotización. Pero las mesas hoy están queriendo atraer plazofijeros, explicándoles que desde acá hasta enero tendrán un 12% de ganancia en plazo fijo, cuando con Scioli o Macri habrá venta fuerte de pesos por cobertura.
“Hay más consulta por el billete de sojeros que vienen liquidando con fuerza. El sojero que invierte suele comprar propiedades, y eso es todo en billete, aunque se registre en pesos. Quien vende una propiedad usada compra otra, por lo que los dólares van pasando de mano hasta que alguno lo efectiviza. Si bien las viviendas en construcción indexan inflación más blue, lo usado es todo billete”, revela un mesadinerista. Pero lo cierto es que la clave es la demanda estacional de indumentaria de invierno para las saladitas. En este sentido, ante el atraso en la llegada del frío, se atrasaron las compras de billetes. Por eso, dicen que hasta el clima se alineó con el gobierno.
Por otra parte, las saladitas están bajo ataque: en tres meses, la AFIP confiscó u$s 23 millones blue en mercadería, y anteayer $ 30 millones en bultos traídos desde Bolivia que fueron cargados en Salta.
El gobierno está en guerra en la frontera: una guerra que pasó de la City y los brokers al mundo de los contrabandistas que demandan blue, cada vez más masificados.