El tipo de cambio sigue en baja. La huelga aceleró los tiempos. El dólar cotizó en el menor nivel desde noviembre. Hubo toma de ganancias en la Bolsa

A los exportadores del agro, el retroceso cambiario no les preocupa tanto como a los industriales. En el campo saben que lo que pierden por la caída de la divisa la recuperan con lo que ganan, sin riesgo, al colocar los pesos de la liquidación en el mercado financiero. La tasa de retorno puede alcanzar a 24 por ciento.

Por eso no demoran la liquidación de divisas ni especulan con el precio. Salir de dólares y entrar a las Lebac es un buen negocio. Esto explica por qué se triplicó el monto de operaciones de las Letras del Banco Central en el mercado secundario: se negociaron más de $33.000 millones.

Salir de dólares y entrar a las Lebac es un buen negocio

Con un panorama de lluvia de dólares por delante, la divisa de Estados Unidos siguió su descenso. El dólar hoy, el que compra el público en bancos y casas de cambio, bajó 3 centavos a $15,65, el valor más bajo desde el 22 de noviembre. Los ahorristas ven claramente el negocio de pasarse a pesos y sólo compran divisas si van a viajar.

El “blue”, terminó el día en el piso de $15,87, un centavo menos que el cierre previo. No hay manera de atraer al público que compra dólares al precio oficial por la insignificante brecha que hay entre los dos mercados.

En la plaza mayorista, la que mide con certeza la realidad cambiaria porque por allí pasan los dólares de la exportación y de las empresas, la divisa cerró a $15,35, tres centavos menos que el día anterior.

Las reservas volvieron a subir, USD 40 millones, a USD 51.924 millones, a pesar de que por la baja del oro de 0,76%, se perdieron USD 27 millones en la valuación de las tenencias de alrededor de 70 toneladas del metal precioso. Los pagos fueron mínimos: USD 8 millones a organismos internacionales y a Brasil.

Las reservas subieron USD 40 millones, a USD 51.924 millones
En la plaza de bonos de la deuda, el menor riesgo país de la Argentina mantuvo los negocios elevados. Se operaron casi $6.700 milloness. Los títulos de la deuda en dólares con legislación argentina subieron a pesar de la baja de la divisa.

El aumento significa que cae la tasa de retorno. Al pagarse más caros los títulos que rinden una tasa fija, su rendimiento será más bajo. El Bonar X, que vence después de Semana Santa y equivale a tener dólares billete, subió 0,37%. El Bonar 2024, el título preferido de los inversores, aumentó 0,57 por ciento.

El Bonar 2024 aumentó 0,57 por ciento
La Bolsa se dio vuelta a dos horas del final de la rueda. Venía en alza y contenía bien a los vendedores porque rápidamente aparecían compradores. Pero en la media hora final, los precios bajaron como si los inversores quisieran asegurarse las ganancias de este rally.

Por eso el índice Merval terminó con una baja de 0,72%, con negocios por $535 millones. El elevado volumen muestra que hay nuevos jugadores en este mercado. Petrobras (cayó 2,86%) fue decisivo en el retroceso del índice de las líderes, porque es el papel de más ponderación en el cálculo del promedio. La petrolera comenzó en alza pero luego emprendió un lento descenso que se aceleró al final. Con Tenaris 3,21% e YPF 2,77%, sucedió algo similar.

Los ojos de los inversores no adherirán a la huelga: estarán puestos en Wall Street
Los bancos salieron airosos aunque sus alzas fueron inferiores a 1%. Transener 2,59% y Transportadora de Gas del Norte 2,99% fueron las grandes ganadoras.

El ruido del mercado se trasladará al viernes, tras la pausa forzosa que incluye la falta de operaciones en los bancos. Los ojos de los inversores no adherirán a la huelga: estarán puestos en Wall Street porque allá estarán operables los ADR’s (certificados de tenencia de acciones) de los papeles argentinos más importantes.