Una oleada de ventas desplomó al dólar mayorista y contagió a los precios al público: en bancos de la City la divisa se ofreció a 17,47 pesos

El resultado de las elecciones primarias, que posicionaron al partido oficialista Cambiemos como amplia primera minoría de cara a las legislativas de octubre, provocó un brusco giro en las expectativas del circuito financiero.

Este lunes el dólar registra un claro retroceso de 3,3%, según se desprende de los negocios en el mercado mayorista o interbancario, donde operan bancos, empresas, grandes inversores, exportadores e importadores.

La divisa mayorista cedió 58 centavos, a $17,13 para la venta, desde los $17,71 del cierre del viernes. Cabe recordar que el 9 de agosto el dólar mayorista tocó un récord intradiario de 17,82 pesos.

ABC Mercado de Cambios‏ señaló que el mercado mayorista “está muy positivo con los resultados electorales. Arranca muy vendedor el dólar”. Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, añadió que “el resultado de las PASO tuvo pleno impacto en el mercado local, que tuvo un cambio de tendencia que hizo derrapar los precios del dólar”.

En bancos del microcentro porteño el dólar al público se vendió al cierre a $17,47 en promedio, desde los $17,99 en promedio del viernes, es decir con baja de 3% o 52 centavos. Para la compra, las entidades de la City tomaron al billete a 17,01 pesos.

 

El BCRA debió vender USD 1.837,6 millones desde el 28 de julio hasta el 11 de agosto para frenar la debilidad de la moneda doméstica previa a los comicios primarios.

En el segmento marginal, el dólar “blue” cedía a $18,10, en un contexto de reducidos negocios, frente a un nivel récord de $18,53 para la venta registrado la semana pasada.

En el decisivo distrito bonaerense, el candidato a senador por el oficialismo, Esteban Bullrich, y la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner estaban prácticamente empatados.

Desde que Cristina Kirchner anunció su candidatura, a fin de junio, el dólar se apreció casi 10%, por el temor de los inversores a que el país retorne a políticas intervencionistas como las que aplicó entre 2007 y 2015.

Gustavo Ber, economista del Estudio Ber, consignó que “a nivel local, las fuertes intervenciones del BCRA de las últimas ruedas generaron una mayor calma cambiaria, a la espera de los resultados de las PASO, dado que dicha lectura política de inmediato volverá a direccionar al dólar hacia la búsqueda de un equilibrio”.

“Además, el martes próximo el organismo monetario enfrenta un ‘megavencimiento’ de LEBAC que será monitoreado muy de cerca por los operadores, dado que medirá el apetito por extender el carry-trade tras las primarias, y antes de la siguiente etapa electoral de octubre, que tendrá implicancias en la capacidad de poder impulsar la agenda de reformas”, apuntó Gustavo Ber.

RETORNO AL PESO POR LAS ALTAS TASAS

Nunca más oportuno el retroceso del dólar. Este martes el Banco Central deberá afrontar un vencimiento de LEBAC por unos $534.000 millones, que represente más del 60% del stock actual.

La caída del precio del billete verde y los aún muy rentables rendimientos de las Letras animarían a los inversores a renovar las colocaciones sin necesidad de una nueva suba de tasas, lo que permitiría un doble objetivo de reducir el costo de la deuda cuasi fiscal en simultáneo con un descenso del dólar.

Según Augusto Posleman, director de Portfolio Personal, “no hay dudas que el resultado ayuda a aliviar al BCRA. La presión a la baja que refleja el billete era esperable en este escenario. Incluso el resultado resultado, ayudará, y sin necesidad de intervención, a mantener un techo de corto plazo en 18 pesos”.

Posleman advirtó que “hacia abajo, no obstante, no creemos que el tipo de cambio vaya mucho más allá de la zona de 17-17,50 pesos, más cerca del último número que del primero, niveles en donde vemos una resistencia a la baja”.

Con este panorama financiero más amable para la administración de Macri, una victoria clara en octubre le haría las cosas más fáciles al Gobierno para impulsar cambios estructurales en la economía que precisarán acuerdo legislativo, como las reformas laboral, previsional e impositiva.

La aparición de la oferta privada se concretó en jornadas en la que las empresas exportadoras de cereales, oleaginosas y derivados bajaron el ritmo de liquidaciones por exportaciones. La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) precisaron que las empresas del sector liquidaron la semana pasada 405,1 millones de dólares.

Desde que empezó 2017, la agroindustria rindió ventas externas por USD 14.400,6 millones, un 11,1% menos que en el mismo período de 2016. No obstante, la brecha entre la liquidación de este año y la del 2016 se viene reduciendo semana a semana, después de haber arrancado en torno del 33% a principios de 2017.