Argentina se sumó a otros 12 países y los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para acordar el intercambio de datos de los contribuyentes y así combatir la evasión impositiva.

La declaración es para el intercambio automático de la información, en el marco de una iniciativa del G20 en pos de combatir la evasión fiscal.

Los 47 estados se comprometieron así a implementar el estándar para el intercambio automático de información fiscal que ha preparado la OCDE, y que debe ser completado con un comentario detallado y con disposiciones técnicas en el G-20 de ministros de Finanzas previsto para septiembre.

El acto de rúbrica se formalizó en la reunión ministerial anual de la OCDE que se celebra en París, y en ella participaron además de sus 34 países miembros (entre los que están centros financieros sensibles como Suiza y Luxemburgo), otros 13: Arabia Saudí, Argentina, Brasil, China, Colombia, Costa Rica, India, Indonesia, Letonia, Lituania, Malasia, Singapur y Sudáfrica. En total, más de 60 países y jurisdicciones se han comprometido a adoptar el nuevo estándar.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, destacó que “el fraude fiscal y la evasión fiscal no son delitos sin víctimas” ya que privan a los gobiernos de ingresos necesarios para la actividad económica y erosionan la confianza de los ciudadanos en la justicia del sistema fiscal. “El compromiso de hoy por parte de tantos países para implementar el nuevo estándar global y hacerlo rápidamente es otro gran paso para garantizar que los defraudadores fiscales no tienen sitios para esconderse”, añadió Gurría.