El dólar paralelo subió a $ 14,45 e hizo que la diferencia con el oficial supere nuevamente el 70%. Analistas advierten por las consecuencias en una economía en recesión
La suba del dólar blue y la ampliación de la brecha cambiaria con el tipo de cambio oficial encendieron las luces de alerta de los economistas que no dudaron en vaticinar consecuencias en la economía real entre las que sobresalen la posibilidad de una mayor devaluación, más inflación y crecientes desequilibrios en el balance de pagos.

El dólar blue volvió a subir ayer y cotizó a $ 14,38, lo que determinó que la brecha cambiaria con el tipo de cambio oficial llegue nuevamente al 71%, tal como ocurrió antes de la fuerte devaluación de enero.

““Cuando aumenta la brecha cambiaria aparece el estimulo para pasarse de un dólar a otro. Cuando en enero se devaluó había una brecha cambiaria similar, con una tasa de interés por debajo de la inflación. Ahora la inflación ya absorbió la devaluación y la suba de tasas. La expectativa es que aumente el tipo de cambio. Estamos volviendo al punto de enero e incluso estamos peor porque ya hay un contexto recesivo y está vez no sólo se necesita un puente hasta la liquidación de la soja””, explicó Fausto Spotorno, economista de la consultora Orlando Ferreres y Asociados.

Con una brecha cambiaria de más de 70% y el incremento en la expectativa de devaluación que eso conlleva, para los economistas volverá la tendencia a posponer exportaciones y anticipar importaciones que fue una de las razones que explicó la sangría de reservas del año pasado.

Para Spotorno, ya se percibe mayor cautela en los exportadores mientras que los importadores buscarán incrementar sus stocks porque la expectativa es que el dólar suba o aumenten las trabas para poder comprar en el exterior.

En este sentido, en su último informe la consultora Elypsis describió el fuerte deterioro que ya se observa en las exportaciones del sector agroexportador desde que se entró en default. Según lo reportado por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) la semana pasada se liquidaron u$s 253 millones frente a los u$s 399 millones de la semana previa.

““Además, desde la semana que se entró en default hasta el último dato disponible (semanas del 31 a 34) se liquidaron u$s 1.635 millones frente a los u$s 2.048 millones del mismo periodo del año pasado, marcando una importante desaceleración””, remarcaron en Elypsis.

““La reciente caída en la liquidación de divisas es un anticipo del stress cambiario que puede experimentar el balance de pagos durante el segundo semestre del año””, remarcó Eduardo Levy Yeyati, director ejecutivo de la consultora.

En tanto, Luciano Cohan, economista jefe de Elypsis señaló que “”una mayor expectativa de depreciación del tipo de cambio y tasas en pesos más bajas, incrementan la demanda por dolarizar carteras, y uno de los mecanismos, que ya se vio en 2013 es retrasar exportaciones o adelantar importaciones””.

Por otro lado, Ramiro Castiñeira, economista de la consultora Econométrica, aseguró que “”la suba del dólar paralelo y el incremento de la brecha cambiaria anticipan mayor devaluación e inflación””. ““El mercado está anticipando una pérdida del valor del peso. Si el peso vale menos, los salarios también, lo que repercute en menos demanda agregada. Complica la macroeconomía y hay mayor probabilidad de una caída más profunda del nivel de actividad””, puntualizó Castiñeira en diálogo con El Cronista.

““La presión sobre el dólar oficial se está haciendo sentir y la devaluación de enero se está agotando por el avance de la inflación. Se esperaba una emisión de deuda y ese escenario quedó descartado, si el ajuste no se puede suavizar con crédito externo va a terminar siendo mas duro en el mercado interno por el impacto de consumo””, remarcó el economista.

En este sentido, para Spotorno “el Gobierno puede decidir perder reservas para preservar el nivel de actividad, fue lo que hicieron en el segundo trimestre, pero no es lo mas probable”.