Si en algo coinciden los operadores mayoristas del mercado cambiario es que este año el dólar paralelo volverá a avanzar en sintonía con la suba de los precios, tal como lo hizo en 2014.

Durante el 2012, “el bille”, como dicen en el léxico cuevero, tuvo un alza del 42%, al trepar de $4,74 a principios de enero a $6,80 a fin de diciembre. En 2013, el informal tuvo un ascenso del 45%, al incrementarse de $6,91 a 10 pesos.

Durante el año pasado, en tanto, el alza alcanzó casi el 40% y por primera vez no superó a la inflación que miden las consultoras privadas sino que quedó prácticamente equiparada.

Para este 2015, el pronóstico de la City son crecimientos similares al año pasado. Hay que tener en cuenta que el blue suele acompañar como mínimo el aumento de precios al consumidor. Por lo tanto, si el incremento fuera del 40%, como este año, el blue arañaría los $20 a fines de diciembre.
Pero dado que por efecto del clima recesivo la inflación podría desacelerarse en 2015 a niveles de entre el 30% y el 35%, el paralelo quedaría en torno a los 18 pesos.

Por otra parte, la inflación ya se “comió” la devaluación de enero pasado, con lo que el tipo de cambio oficial quedó muy atrasado. En consecuencia, si en algún momento del año (ya sea después de las PASO o luego de las elecciones de octubre) llegaran a ajustar el tipo de cambio oficial, el ilegal acompañará, según afirma El Cronista.
Calcular el dólar blue 2015
Una forma de calcular a cuánto podría llegar a estar el dólar paralelo a fin del 2015 es tomar a cuánto podría estar el valor teórico de la divisa, o dólar convertibilidad, para esa fecha. Desde el cepo, supo seguir en un 97% de los casos al valor del billete. De hecho, hoy se ubica en 14,22 pesos.

Si la base monetaria crece lo mismo que este año (22,6%), el circulante llegará a $550.000 millones. En tanto, si las reservas descienden solamente a u$s25.000 millones (“las reservas están para usarse”, dijo Vanoli en octubre pasado), el dólar convergencia se iría a 22 pesos.
Otro modo de hacer el cálculo es a través de los contratos de dólar futuro de Rofex, que cotiza a $11,075 para dentro de doce meses. En caso de mantenerse la brecha actual, del 62%, el billete terminaría en $18, aunque habrá que ver lo que pase en noviembre y diciembre, una vez que concluyan las elecciones presidenciales.

“Con cada vez más pesos para financiar un déficit creciente y cada vez menos dólares (no sólo por el default, además todas las medidas del gobierno tienden a que al final no entren dólares al circuito formal o informal), la divisa se va a ir para arriba por encima de la inflación real”, sostuvo al matutinp en estricto off the record un ex directivo del BCRA.