“Habrá mejoras en la confianza empresarial porque el próximo presidente deberá tener una política más amigable con los mercados para atraer inversiones”. Ésta es una de las principales conclusiones de un informe elaborado por Merrill Lynch sobre las perspectivas económicas de la Argentina. El resultado de las elecciones de octubre próximo permanece “abierto”, señala el trabajo que fue comandado por el economista Marcos Buscaglia y que incluyó una ronda de consultas con economistas, analistas políticos, empresarios y los equipos de los tres principales candidatos a ocupar el sillón de Rivadavia.

Se considera que si bien Daniel Scioli comenzó con una significativa ventaja sobre Mauricio Macri y no se encuentra lejos de ganar en primera vuelta, de todas formas enfrentará obstáculos en los próximos meses que tornan “impredecible” el resultado en este momento. Una de las conclusiones que presenta el “Despacho desde Buenos Aires” es que los analistas locales ven “más de 50% de probabilidades de un triunfo de Scioli en la primera vuelta”, pero advierten dificultades que pueden llegar a evitar este resultado. En tal sentido señala que la economía se está “deteriorando”, en particular porque están creciendo las presiones sobre el mercado de cambios -el Banco Central está vendiendo cerca de 100 millones de dólares por día para contener la demanda del “blue”.

Al respecto, considera que el valor del dólar paralelo es visto por la población como un termómetro de la economía y que la suba del “blue” alimenta el incremento de los precios. De hecho, estima que la inflación se está acelerando y que esta circunstancia puede impactar en el resultado de las elecciones. Otro de los problemas que presenta es lo que considera un incremento en la contienda dentro del propio Gobierno entre el peronismo tradicional (gobernadores e intendentes) y La Cámpora. Desde este punto de vista, evalúa que Scioli tiene que hablar de ciertos cambios de política y de estilo para atraer votantes del centro y de esta forma aumentar los votos obtenidos en las primarias. Merrill Lynch entiende que los recientes discursos de la presidente Cristina Fernández de Kirchner no son de ayuda en este sentido. Y también sostiene que no es claro cuánto ayudarán los intendentes peronistas a un triunfo de la fórmula del Frente para la Victoria conformada por Aníbal Fernández y Martín Sabbatella.

Por último, se indica la predicción de fuertes lluvias que continuarían hasta octubre, dentro del fenómeno climático de “El Niño”, y considera que las inundaciones tuvieron un impacto negativo en el desempeño de Scioli en las primarias de la provincia de Buenos Aires.

Más allá de quién sea el presidente, el informe señala que la mayoría de las fuentes locales espera que el próximo mandatario llegue a un acuerdo inmediato con los acreedores externos por una razón simple: “el país se está quedando sin dinero (dólares)”. También prevé que el próximo presidente, independientemente de su color político, provoque “un shock para atraer inversiones en energía, minería, agricultura y finanzas”. Sin embargo, se señalan diferencias entre los candidatos, con la posibilidad de un impacto favorable en el mercado de acciones si ganara Macri.