La fuerte caída del euro del 7,5% contra el dólar en lo que va del año no parece haber calado hondo en las decisiones de quienes se aventuran en las tierras del dólar informal. El mercado del “euro blue” todavía no tomó nota de los niveles récord que alcanzó la divisa, que cotiza a valores mínimos en 11 años. En el mercado paralelo la moneda europea está prendida al precio del dólar y por está razón se mantiene alrededor de los $15, unos $ 2,40 por arriba del dólar blue, que ayer cerró la jornada en $ 13,66. Incluso, operadores consultados por este diario consideran poco posible que la divisa pierda un fuerte valor a pesar de que podría llegar a alcanzar la paridad con respecto al dólar a fines de este año.

Si bien el mercado recibió pocas operaciones en los últimos días, según sostuvo un operador minorista, la demanda de euros se concreta con el fin de realizar viajes al exterior y no como refugio de valor, por lo cual una mayor caída del euro no impactará de manera importante entre los ahorristas que buscan atesoramiento en moneda extranjera.

Sin embargo, la presión cambiaria podría llegar por el lado del comercio exterior con el viejo continente, afectando aún más al golpeado sector externo argentino. De acuerdo al economista Luis Palma Cané, un euro devaluado encarece las exportaciones argentinas al viejo continente, mientras que convierte a los productos europeos más competitivos en el extranjero.

El euro repuntó ayer 0,5% hasta 1,12 contra el dólar, luego de que acumulara una caída de 3,5% durante el jueves y viernes de la semana pasada, después de que el Banco Central Europeo (BCE) pusiera en práctica su programa de alivio cuantitativo por el que comprará bonos por unos 1.100 billones de euros (u$s 1.200 billones).

“Existen cuatro factores que explican que el euro seguirá perdiendo valor. Estados Unidos cuadruplicó la base monetaria mientras que Europa recién está empezando a hacerlo. Además, una masa monetaria de euros que crecerá un 50% van a provocar un desbalance a favor del dólar. Con respecto a las tasas de interés, Estados Unidos va a comenzar a subirlas mientras que la euro zona no lo podrá hacer hasta 2016. Por último, el crecimiento del nivel de productividad norteamericano está entre el 2,5-3%, mientras que el europeo se mantiene en niveles entre 0,5-1%. La tendencia a la baja se explica por la asimetría temporal”, sostuvo Palma Cané.

El dólar paralelo arrancó la semana con la caída de un centavo a $ 13,66, mientras que en el mercado cambiario, el dólar controlado por el Banco Central (BCRA) operó sin modificaciones a $ 8,59 para la compra y $ 8,64 para la venta, luego de los dos centavos que sumó la semana anterior. De este modo, la brecha que existe entre las dos cotizaciones se ubicó en torno al 58%. La leve caída que tuvo el dólar paralelo en el inicio de esta semana se sumó a los tres centavos que había perdido el viernes pasado, en una plaza con pocas operaciones.
El contado con liquidación, utilizado por inversores para comprar títulos y liquidarlos en el exterior, cedió 4 centavos hasta $12,14 pesos, mientras que el dólar bolsa escaló 10 centavos a $12,51.