Economistas alertan que ‘es suicida’ mantener el dólar anclado en 8 pesos.

La economista del Estudio Bein & Asociados, Marina Dal Poggetto, alertó hoy que “sería suicida mantener al dólar planchado en 8 pesos” y adelantó que los analistas ya proyectan que su valor rondará entre los $ 9 y $ 10 para fines de año.

“El dólar en 8 planchado sería suicida, estamos proyectando un dólar a 9 o 10 para fin de año”, remarcó Dal Poggetto, en diálogo con el programa Jardín de Gente, que emite la radio La Once Diez.

Además, la economista pronosticó que la inflación bajará en el transcurso del próximo año.

“En 2015 la inflación va a bajar de 32% a 28%, según nuestros cálculos”, detalló.

Por otro lado, estimó que existe ahora “un nivel de actividad muy enfriado, con caídas bruscas de sectores a los que les había ido muy bien”.

Otras voces 

Otros economistas alertan que “no hay solución dentro del modelo, la solución esta afuera”.

El economista José la Luis Espert alertó que estamos en medio de una recesión y que en cuanto el Gobierno se asuste y empiece a aflojar vamos a tener otra vez el “dólar caliente”.

En diálogo con radio Mitre, Espert señaló que ya “no hay solución dentro del modelo, la solución esta afuera”. Y consideró que “habrá que hacer una reconstrucción del mercado después destrucción kirchnerista”.

“Estamos en el medio de una recesión, y este año no habría que asustarse si la economía se termina cayendo cerca de 2%. Han hecho un ajuste monetario muy fuerte, que es poco creíble” opinó. En tanto advirtió que en cuento el Gobierno “se asuste de la recesión y empiece a aflojar vamos a tener otra vez el dólar caliente”.

“El hecho de que el Gobierno haya tomado la decisión de no lanzar un plan antinflacionario, orgánico y creíble puso en una situación medio binaria. O tenés la economía flotando sin grandes caídas pero con gran pérdida de reservas y el dólar blue caliente. O si ajustas la parte monetaria, como hizo el Gobierno a fines de enero, paras la corrida pero a un costo recesivo importante. Creo que este va a ser el signo muy probablemente de acá hasta que termine el mandato de Cristina Kirchner” apuntó.

También se refirió a la industria automotriz: “La locura del impuestazo se puso sobre los autos y no recaudaron un peso. Se que el objetivo era tratar de parar el uso de dólares y el blue para la compra de autos. Pero la verdad que fue un absurdo”.