Una decisión de Nicolás Dujovne.Bajará a la mitad el monto de venta dólares por día. Ya se desprendió de US$ 3.000 millones de los fondos del FMI. Por la noticia, el dólar arrancó agosto en alza

Por primer vez desde que lanzó las licitaciones de dólares a través del Banco Central, el ministerio de Hacienda decidió reducir el monto de las subastas. Hasta ahora, venía colocando US$ 100 millones diarios -salvo dos días que subió esa cifra a US$ 150 millones. Es plata de los US$ 15.000 millones que el Gobierno recibió de la línea del Fondo Monetario Internacional y que el Gobierno usa para cubrir gastos.

El Ministerio de Hacienda informó que ahora bajará el monto a US$ 75 millones durante los próximos tres días, hasta el viernes, y luego se desprenderá de solo US$ 50 millones diarios. Es “en consideración a la posición de liquidez en pesos que ha acumulado”, informó la cartera que comanda Nicolás Dujovne. Esto quiere decir que ya tiene los pesos (o más) de los que necesita.

“Las ventas de dólares que lleva adelante el Ministerio de Hacienda están asociadas al componente de apoyo presupuestario del financiamiento provisto por el Fondo Monetario Internacional”, aclaró el comunicado.

La primera subasta por US$ 100 millones se realizó el 21 de junio. El 28 y 29 de junio se vendieron US$ 150 millones, es decir que Hacienda ya se desprendió de US$ 3.000 millones.

Durante el último mes, y con la ayuda de la oferta de billetes del Banco Central y de las cerealeras, el dólar entró en un período de calma luego de la corrida cambiaria que se desató a fines de abril. Es más, durante julio, la divisa retrocedió 5,4% en el mercado mayorista.

El dólar​, en alza

Como consecuencia del anuncio, el dólar arrancó agosto con una fuerte alza: subía 18 centavos, a $ 28,20, según el promedio del Banco Central.

A nivel mayorista aumentaba 20 centavos, a $ 27,63. Este mercado mayorista es donde operan bancos, grandes empresas y el Banco Central, y cuya cotización termina incidiendo luego en el canal minorista, donde compran los ahorristas.

Después de alcanzar un pico de $ 29,57 por unidad en el mercado minorista el último día de junio, el dólar cerró julio a $ 28,02, es decir un retroceso del 5,2%.

Luego de la furia devaluatoria que arrancó a fines de abril y siguió durante los siguientes dos meses, julio fue un mes para apostarle al peso. Con el dólar en baja y tasas muy positivas, el carry trade “resucitó” y dejó ganancias – en dólares- del orden del 10%. Aunque es cierto también que quienes quedaron mal parados durante los meses de la devaluación perdieron cerca del 15% en dólares.