Desde que asumió Macri, el carry trade ya ofreció ganancias de 25% en dólares. En lo que va del año, suma casi un 12%, de cuales 8% se cosecharon después de las PASO

El martes pasado el Banco Central (BCRA) volvió a aumentar las tasas; el mismo día, el presidente de la entidad, Federico Sturzenegger, aseguró que el interés se mantendrán altas durante el verano y dio a entender que el banco no comprarán más dólares, de manera que, en un escenario de tasas positivas y tipo de cambio debilitado, queda liberado el camino para la bicicleta financiera. De hecho, los analistas estiman que en 2018 el carry trade podría dejar un rendimiento en dólares de 8%.

Carry Trade 2018

Se trata de un cálculo estimativo en base a previsiones, pero con la inflación todavía por encima de las metas del BCRA, los expertos esperan que las tasas sigan siendo positivas. De hecho, desde que Mauricio Macri es presidente, apostar por el peso fue un buen negocio, ya que, según MB Inversiones, desde fines de 2015 el retorno en dólares del carry trade fue de 25%, dato que resulta del 12,4% que dio en 2016 y el 11,9% acumulado en lo que va del año. Cabe resaltar que, de la ganancia de casi 12% de este año, 8% se obtuvo desde las PASO.

“Creemos que todavía en 2018 se puede tener un rendimiento de 8% en dólares por carry trade, una variación proyectada en función de tasas forward de Lebac, el REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado) y el diferencial de tasas entre bonos en pesos y en dólares”, dijo Nery Persichini, economista Jefe de MB Inversiones. A su vez, el especialista añadió que hay que asumir el “rolleo” de la Lebac y también la falta de cobertura cambiaria, que deja expuesta la inversión a cualquier movimiento del dólar.

El mismo rendimiento calcularon desde otra consultora, aunque subrayaron que es “difícil poner un valor al 2018”. En off the record reconocieron que si se toma el REM, que estima un nivel de tipo de cambio para fin de 2018 en $ 20,60, termina siendo un alza de 21% desde los casi $ 18 que vale el tipo de cambio, mientras que las Lebac rozan el 30% anual. “Con lo cual, no sería descabellado pensar que el carry rendiría entre un 8 y un 9% el año que viene”, señalaron.

Por su parte, el gerente de Negocios Institucionales de Allaria Ledesma, Marcelo Elbaum, comentó: “No podría dar un número para el carry, pero creemos que va a seguir siendo positivo; pensamos que en este régimen de metas de inflación los tipos de cambio, en general, suelen ser apreciados, incluso no suben tanto como la inflación, y siempre las tasa de interés reales son positivas”.

En esa línea, Elbaum expresó que “el carry trade sigue teniendo vida”, sin embargo detalló que “preocupa un poco el tema internacional”, específicamente, que el dólar se aprecie en el mundo y que eso pueda impactar sobre el tipo de cambio local. “No sé para fin de 2018 cuánto dejará el carry, pero los próximos meses va a seguir funcionando”, sostuvo Elbaum.

Persichini, en tanto, opinó que “tal vez en el mundo surjan noticias desfavorables, y esto implique movimientos negativos en mercados emergentes”. No obstante, resaltó que la llegada del nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, no debería interrumpir la política de suba de tasa escalonada a un ritmo moderado.

Finalmente, en cuanto a que la ganancia de 8% sería bastante más austera que el 12% que ya rindió en el año, el economista jefe de MB Inversiones recordó que ningún instrumento ofrece ese rendimiento. “A lo sumo el bono del siglo paga algo parecido, pero ni siquiera lo alcanza, porque el retorno es del 7,2%”.